Compartir

El gobernador Gildo Insfran asistió este martes en el palacio San Martin, sede de la Cancillería nacional, al acto conmemorativo al 45 aniversario del comienzo de los vínculos diplomáticos entre Argentina y China.
Fue en horas de la tarde en una ceremonia presidida por la ministra de Relaciones Exteriores argentina, Susana Malcorra junto al embajador chino en el país, Wanming Yang.
Fue señalado que el mandatario formoseño fue especialmente invitado a asistir a esta ceremonia, la que incluyo una muestra de fotos y un espectáculo musical a cargo de artistas de ambos países.
Se recordó que Argentina fue uno de los primeros países de América Latina en aproximarse a China en 1972 después de que se restablecieran en la Organización de las Naciones Unidas los derechos del país asiático y el reconocimiento de sus representantes diplomáticos.
Acerca de la presencia del mandatario formoseño en este acto, se recordó que Insfran mantuvo encuentros con el diplomático de China en nuestro país. Justamente se recordó que en noviembre del año pasado Insfran fue recibido en la embajada china en el país por Wanming Yang.
Junto a algunos colaboradores y legisladores nacionales y provinciales dialogó a fin de profundizar las relaciones de la provincia con el país asiático, especialmente en cuestiones referentes a la cooperación económica, productiva, científica y ejecución de obras de infraestructura estratégicas planificadas en Formosa.
Desde el gobierno formoseño, fue subrayado que teniendo en cuenta el “rol estratégico” que tiene la República Popular de China en el escenario político y económico mundial actual, resulta de enorme valor avanzar en la consolidación de los vínculos ya existentes con el gigante asiático.
A nivel regional se destacó el carácter estratégico que posee Latinoamérica para la potencia asiática y las oportunidades que ello conlleva, siendo actualmente el 2º socio comercial de nuestro país y principal mercado para las exportaciones agrícolas argentinas.
El dialogo fue calificado como “muy cordial” y a la vez “fructífero” en relación a las posibilidades de que empresas chinas participen de las trascendentales obras que están planificadas para Formosa. En ese sentido se detallaron distintos proyectos estratégicos, como lo son el Acueducto para el Desarrollo Formoseño y la reactivación del ramal ferroviario C-25.
Por otro lado, las autoridades valoraron la relación de fraternidad de ambos países, la que se vio robustecida en los últimos años mediante la suscripción de acuerdos de cooperación integral y que desde Formosa se pretende acentuar en este tiempo, confiados en el necesario acompañamiento de las autoridades nacionales.