10 de octubre: Día Mundial de la Salud Mental

Compartir

Bajo el lema “Atención de salud mental para todos: hagámosla realidad”, establecido desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el 2021, el Ministerio de Desarrollo Humano, a través del Servicio de Salud Mental y Neurociencias, conmemoran el Día Mundial de la Salud Mental.

En el segundo año consecutivo, celebrado en contexto de pandemia, cabe destacarse que esta situación sanitaria inédita e inesperada, tuvo un gran impacto en la salud mental de las personas, en todas partes de mundo.

Algunos grupos, como los trabajadores de la salud y otros que se ubicaron en la primera línea de batalla, contra el virus, como también los estudiantes, las personas que viven solas, los adultos mayores, las que tienen afecciones mentales preexistentes y otros grupos, se vieron especialmente afectados.

Sin embargo, a pesar de la adversidad, como cada 10 de octubre, el propósito de este día es sensibilizar a la comunidad y crear conciencia sobre los problemas de salud mental. A su vez, generar estrategias que sirvan de apoyo a las personas que padecen estas enfermedades, como también a sus familias.

En este marco, desde la dirección del Servicio de Salud Mental y Neurociencias recordaron que el equipo de salud, continúa trabajando fuertemente en lo que respecta a la promoción para la prevención de las afecciones mentales, como también en el abordaje integral de quienes las sufren.

Esto se realiza, por medio de múltiples actividades, entre las que se cuentan: charlas informativas y de concientización dirigidas a la comunidad;  atenciones y consultas, diagnósticos y tratamientos basados en terapias integrales, las cuales comprenden talleres terapéuticos (huerta, cocina, música, manualidades, psicoeducación, pintura y otros), salidas y paseos recreativos.

Apuntando a la recuperación y reinserción socio-comunitaria de los pacientes, las numerosas terapias comprenden actividades individuales y grupales, abordadas por un equipo interdisciplinario, integrado por: psicólogos, psiquiatras, enfermeros, acompañantes terapéuticos, trabajadores sociales, terapistas ocupacionales, psicopedagogos y otros profesionales.

Asimismo, brindan consejería, acompañamiento y apoyo a las familias; mas  otras tantas actividades que apuntan a mejorar la salud y calidad de vida de los usuarios del servicio.

Responsables del equipo, pusieron de relieve que, a lo largo del tiempo de pandemia, algunas de las prestaciones tuvieron que re adaptarse, para dar cumplimiento a los protocolos y medidas establecidos para la prevención de COVID -19.

En tanto, continuaron vigentes los servicios de “emergencia, consultorios externos e internación”, asegurando la asistencia a los pacientes, sobre todo a aquellos en situaciones más complejas, mediante modalidades de atención especiales.