11 de Abril: Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson

Compartir

La Red de Salud Pública Provincial brinda a los pacientes el tratamiento gratuito que incluye atenciones, estudios, medicamentos, seguimiento y otros procedimientos

En 1997 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró como Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson el 11 de abril, fecha de nacimiento del Dr. James Parkinson, quien padeció y describió sus síntomas en 1817.

Los especialistas en neurología explican que es un trastorno neurodegenerativo crónico, que afecta principalmente a los adultos mayores y  con el tiempo conduce a una incapacidad progresiva, producida a consecuencia de la destrucción, por causas que todavía se desconocen, de las neuronas pigmentadas de la denominada sustancia negra, ubicada en la estructura cerebral profunda.

Frecuentemente clasificada como un trastorno del movimiento, desencadena alteraciones en la función cognitiva, en la expresión de las emociones y en la función autónoma. Se caracteriza por la presencia de síntomas motores como lentitud, rigidez, temblor en reposo y pérdida de los reflejos posturales. 

El doctor Miguel Campuzano, referente del Servicio de Neurología del Hospital Central, dijo sobre los síntomas que “pueden ser variados” pero destacó entre los más comunes “temblor que se da habitualmente en reposo, por ejemplo, cuando las manos no se están usando el temblor se presenta”.

Indicó que si bien al principio de la enfermedad no se nota porque se pueden tomar los objetos sin mayores inconvenientes, “es un movimiento que se puede calificar como asimétrico y más marcado de un lado que del otro”. Mencionó también “la rigidez generalizada, lentitud para realizar los movimientos, asociados a trastornos en la marcha”.

Abordaje en la provincia

Dio a conocer que en el ámbito de nuestra provincia, cualquier persona que advierta la presencia de dichos síntomas puede acceder a la consulta en los centros de salud u hospitales públicos distribuidos a lo largo del territorio, en las distintas localidades.

“En primera instancia lo puede evaluar un médico generalista. Desde ahí, si el paciente es de aquí de capital, es derivado al servicio de neurología del hospital Central, donde se hace la completa evaluación, se establece el diagnóstico y se da el tratamiento”, describió.

Comentó que además, cuentan con el Programa Provincial de Neurología que periódicamente se traslada para dar atenciones programadas en los hospitales distritales de Ingeniero Juárez, Las Lomitas, Ibarreta y Laguna Blanca, donde se atiende y se hace el seguimiento a los pacientes de estas localidades y de otras cercanas, de acuerdo a cada área programática. Y si es necesario, son derivados al Central para la atención”, precisó.

Recordó el profesional que la enfermedad “no tiene cura pero puede controlarse”. Esto significa que “los tratamientos no son curativos, son sintomáticos y mejoran mucho la calidad de vida del paciente”. Actualmente, cuenta con medicamentos que “mejoran mucho los síntomas y, en algunos pacientes seleccionados, se pueden hacer algunos procedimientos quirúrgicos con la finalidad de controlar la enfermedad”.

Aseguró que, de todos los tratamientos terapéuticos que existen desde el sistema público en nuestra provincia “hoy por hoy, el paciente tiene acceso a todos los fármacos orales” los cuales “el se pueden conseguir gratuitamente a través del Ministerio de Desarrollo Humano”. En tanto que, los procedimientos quirúrgicos, a pacientes seleccionados “se llevan adelante en el hospital de Alta Complejidad también de forma gratuita”.

Recalcó sobre el final que, desde la consulta médica, los estudios complementarios destinados al diagnóstico (laboratorios, tomografías, resonancia magnética), la provisión de medicamentos, las interconsultas “todo se brinda al paciente de manera gratuita, sin ningún costo”.