Compartir

Se llevó a cabo en el seno del municipio capitalino, una reunión interdisciplinaria, donde el abordaje de carácter interinstitucional estuvo dada en la situación del vaciadero municipal, estableciéndose acciones a fin de solucionar problemas de diferente índole que se registra en el lugar.

El encuentro de trabajo fue presidido por el Jefe de Gabinete, Mauricio Nadalich y de la que participaron el Ombudsman Provincial, José Gialluca, el Representante de la Oficina de Reclamos de la Defensoría del Pueblo de Nación, Julio Santander, la subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, el Director de Gestión Ambiental, funcionarios del IAPA y de otros estamentos.

En la misma, se abordarontoda las cuestiones relacionadas al Vaciadero Municipal ubicado en el barrio San Antonio y se establecieron  diferentes acciones y gestiones de trabajo que involucraran también además a la Policía de la Provincia, al ICA y al Ministerio de Desarrollo Humano. “Las medidas inmediatas tendrán por finalidad la organización de los recicladores, evitando que los mismos utilicen a niños y/o a mujeres, fijándose horarios y modos estrictos de trabajo para preservar la seguridad y salubridad de las personas, en esta línea de razonamiento los funcionarios expresaron que apenas existan condiciones climáticas favorables, se normalizara todo lo referente al depósito de residuos urbanos, que en la actualidad alcanza a más de 200 toneladas diarias de los mismos que el Municipio debe recoger”.

El Ombudsman Provincial, Dr. José Leonardo Gialluca informo que se interpondrá también un pedido de informes al Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación a cargo de Sergio Bergman, para conocer el estado en que se encuentra el emprendimiento GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) que cuenta con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo y de otros Organismos Multilaterales y cuya adjudicación y puesta en marcha depende actualmente del Gobierno Nacional tal como sucede en otras provincias como Jujuy, Catamarca.

Se señalo que “el GIRSU es una solución para remediar una problemática sumamente compleja y donde es necesario que exista una plena complementación entre las autoridades nacionales, provinciales y municipales, porque de lo contrario se desarrollaran las plantas de tratamiento pero a ello hay que acoplarle toda la maquinaria necesaria y apta según la realidad de cada ciudad y nosotros pretendemos mayor velocidad en las inversiones para los vaciaderos no solamente en nuestra capital sino también en otros municipios”.

Fue expuesto que  “la propuesta institucional pasa por construir rellenos sanitarios y plantas de tratamientos para la recuperación de materiales con la conformación de cooperativas y la eliminación de la emisión de gases de efecto invernadero que en la Argentina asciende a casi un 7% de su total generado por residuos y en ello obviamente también debe sumarse el trabajo de concientización hacia la población y donde apostamos a que el ministerio de Ambiente nos cumpla en el menor tiempo material posible con las etapas legales y administrativas necesarias pues desde ese organismo se monitorea la marcha de los distintos proyectos en varias provincias”.

En este marco se expuso que “actualmente únicamente el 35% de la población argentina goza de cobertura de relleno sanitario”, de ahí que la Defensoría del Pueblo concluyera subrayando que “priorizamos la protección del ambiente, salubridad pública y remediar esta problemática de larga data coordinando con todos los actores que tienen competencia en la misma y sin excluir a los privados, es un objetivo prioritario en la actualidad”.