Compartir

En el centro comunitario “La Esperanza” ubicado en el barrio Juan Domingo Perón de la circunscripción cinco de nuestra ciudad, los jubilados presenciaron una charla en la que se informaron sobre los cuidados necesarios para prevenir la enfermedad del dengue.

El encuentro educativo formó parte de la vasta campaña que lleva adelante el ministerio de Desarrollo Humano para hacer frente a esta enfermedad viral transmitida por la especie de mosquito Aedes aegypti, la cual posee hábitos domésticos y elige para vivir y reproducirse los mismos espacios que frecuentan las personas: casas, lugares de trabajo, clubes, plazas, entre otros.

Profesionales y operadores sanitarios enseñaron a los presentes la serie de medidas que deben cumplirse “fundamentalmente para evitar la formación de criaderos de mosquitos, porque cuantos más mosquitos se reproducen tenemos más posibilidades de que circulen sus virus. Por lo tanto lo primero que debemos evitar es que nazcan nuevos mosquitos y así estaremos disminuyendo la incidencia de la enfermedad del dengue”, explicaron los profesionales.

Recordaron que se denominan “criaderos” a todos los recipientes, restos de objetos de cualquier material y espacios naturales que “tengan forma ahuecada y formen paredes” ya que son los ideales para juntar agua ya sea “de manera intencional por ejemplo un tanque, aljibe o cisterna; o por ejemplo que esté tirado a la intemperie en el patio o vereda y que acumule agua de lluvia -restos de plásticos, baldes, latas-”.

“La importancia de dicha medida de prevención radica” –detallaron- “en que la enfermedad del dengue no tiene vacunas que ayuden a evitarle, tampoco una vez diagnosticada no tiene un tratamiento ni medicación específica”. Por lo tanto insistieron en “cuidar de no dejar sin tapar ningún reservorio de agua o eliminarlo por completo si no lo usamos, sea cual fuere su tamaño, desde una pequeñita tapita de gaseosa hasta un aljibe, por ejemplo”.

 

Protección del cuerpo y otras medidas necesarias

 

El equipo también alertó que “debemos estar atentos a evitar las picaduras de mosquitos”, señalando que el dengue se transmite a través de la picadura que hace esta especie de mosquito “a una persona enferma y luego a una sana”. Para eso es necesario “que nos apliquemos repelente, sobre todo cuando vamos a estar al aire libre durante el amanecer y atardecer”, mencionando que son los horarios en los que el insecto se alimenta y para eso “pica”.