Acciones urgentes ante protestas en servicios de transporte urbano y de larga distancia

Compartir

Este jueves fue una jornada de discrepancias para el transporte público, por un lado, choferes de la Empresa Godoy, anunciaron el inicio de un “plan de lucha” frente al despido de compañeros en respuesta a su reclamo de condiciones de seguridad para los vehículos de la transportista e integrativos de sus haberes adeudados. Asimismo, en lo que atañe al transporte urbano, los choferes de la Empresa Ciudad de Formosa, comenzaron un paro sorpresivo, ante el retraso en el pago de salarios por parte de la patronal.

Abordando el tratamiento de ambos conflictos el Defensor del Pueblo, José Leonardo Gialluca, expresó a través del secretario Letrado de la Defensoría, José Porfirio García y el asesor legal, Fernando Sosa, estuvieron en la reunión mantenida en la subsecretaría de Trabajo de la Provincia, la cual contó con la presencia de la representación regional de la Confederación General del Trabajo (CGT), con Hilario Martínez, el delegado de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en la Empresa Godoy, Daniel Jara, su asesor legal Daniel Lombardo, el director de Transporte de la Provincia, Pablo Córdoba, los trabajadores de la empresa, así como el subsecretario de Trabajo, Daniel Valdés.

“La reunión tenía como objetivo dialogar con el sector empresario respecto de los planteos realizados por el gremio, no pudiendo concretarse la misma por ausencia de los representantes de la empresa. Por ello, los trabajadores resolvieron adoptar diversas mediadas, entre las que se encuentra un paro por tiempo indefinido en el caso de Godoy”, explico.

Añadió que “paralelamente, pasadas las 14 dejaron de circular los colectivos urbanos a cargo de Ciudad de Formosa, por la razón antes indicada”. Sobre ambos conflictos el Ombudsman Provincial afirmó: “La Empresa Transportista, debe entender que la seguridad de los pasajeros y choferes, así como la continuidad de los servicios que le fueron concesionados no son negociables”.

Advirtió que “no puede tomarse como moneda de cambio a la integridad física de los transportados y/o conductores de las unidades. Así como no se puede transar a expensas de la interrupción del transporte público”, por lo que la Defensoría del Pueblo, solicitó a la dirección de Transporte de la Provincia que se investigue hasta la últimas consecuencias sobre la base de las denuncias realizadas por los choferes, adoptando todas las medidas pertinentes y a la Subsecretaría de Trabajo que, en ambos casos, “dicte la conciliación obligatoria” a los efectos de que la parte patronal, que pertenece a un mismo grupo empresario, se allane a cumplir con la normativa de Tránsito y Seguridad Vial vigente para el Transporte Público”.

Al mismo tiempo se planteo que “se asegure  a sus empleados condiciones dignas y equitativas de trabajo, satisfaciendo, eventualmente, las demandas salariales por haberes adeudados. Solicitando, asimismo, la inmediata intervención de la subsecretaría de Transporte y Emergencia de la Municipalidad de Formosa, a fin de ejecutar acciones urgentes que permitan  el inmediato restablecimiento, por un lado, del servicio urbano de pasajeros y por el otro, de la actividad de la tradicional empresa local de transporte de media y larga distancia”