Compartir

El pasado viernes, técnicos del Ministerio de la Producción y Ambiente de la provincia, realizaron una jornada de recolección de envases vacíos de fitosanitarios en la localidad de El Colorado y colonias aledañas, enmarcadas en las buenas prácticas agrícolas. Consistió en un recorrido de recolección de estos bidones en desuso, y posteriormente se los depositó en el Centro de Acopio Transitorio (CAT) de la Empresa Limbril, la única autorizada para tal fin.

Formaron parte -entre otras personas y demás equipo técnico- de la jornada, la ingeniera Graciela Rojas y el técnico Cristian Monzón por el Ministerio,  Ronaldo Hazne, propietario de la empresa Limbril; mientras que el productor Rolando Popof, fue uno de los anfitriones que pudo interiorizarse más sobre el correcto funcionamiento de las buenas prácticas agrícolas.

En este sentido, la ingeniera Rojas, explicó que en el marco de la Ley Nacional N° 27.279, todos los actores deben contar con la información adecuada para la gestión de los envases vacíos de fitosanitarios, y que además desde el equipo de Producción y Ambiente de la provincia, se insta a que los productores cultiven este saber y estas buenas prácticas para cuidar su salud, la de su familia, la comunidad y el medio ambiente.

“Esto es un problema ambiental porque afecta la salud del productor, de su familia y la comunidad entera, por eso trabajamos tanto en la concientización. Es muy importante que una vez que se vacía el bidón con agroquímico, se realice inmediatamente el triple lavado del envase. Deben cargarlo con un cuarto de agua, agitarlo, y volcar ese contenido en la mochila o bien en la máquina pulverizadora; este procedimiento se debe repetir tres veces, luego se debe perforar y el productor debe llevar por sus propios medios el envase al Centro de Acopio Transitorio. Es una responsabilidad que el productor debe asumir”, detalló la profesional.

Cristian Monzón agregó que por la Av. San Martín, de El Colorado, se recibe por parte del Ministerio los bidones ya con el triple lavado realizado, “plasmamos en una planilla qué producto contenía ese bidón, de qué lugar proviene y posteriormente se lo entregamos a la empresa Limbril”.

Advirtió que “tener esto en el campo es un problema para el productor, y ante el desconocimiento los productores ocupaban el recipiente con otro contenido, por eso informamos y realizamos estas jornadas para que procedan correctamente. Quemarlo no es una opción ya que volatiliza el producto que tiene dentro”.

Por su parte, Ronaldo Hazne de la empresa Limbril contó en qué consiste el procedimiento desde los campos al CAT, “se realiza por parte del ministerio la recolección de los envases en un campo, o bien los productores lo acercan hasta aquí, y en una primera etapa se realiza el proceso de acumulación de estos envases de agroquímicos vacíos, luego son triturados y se convierten en nuestro insumo básico para fabricar envases de polietileno que contendrán productos de limpieza que se distribuirán en el mercado”.

En este marco, aclaró que originalmente son una fábrica de productos de limpieza en donde uno de los principales insumos tiene que ver con el envasado y que “gracias a la acción del Ministerio de la Producción y Ambiente, y la Dirección de Producción Sustentable se están iniciando los primeros pasos para que ese bidón que fue utilizado en el campo por los pequeños productores, no queden en el campo, sino que tengan un aprovechamiento industrial”.

“Los envases que tengan un triple lavado pasan a un proceso de recuperación y los envases que no tengan un triple lavado -por ser viejos- van a pasar a la destrucción final. Se obtiene un envase de primera calidad que no tiene prácticamente ninguna diferencia con el material virgen, y que asegura que el material se entregue de la mejor manera al consumidor”, cerró.

Productores

El equipo técnico del Ministerio informó que en la localidad de El Colorado y zonas aledañas se viene implementando las buenas prácticas agrícolas en la producción de algodón -300 productores-, y confirmaron, que además se sumaron 120 productores de maíz.

Por su parte, el productor Rolando Popof, manifestó su alegría al contar con el acompañamiento de la provincia en la implementación de estas buenas prácticas, a la vez que aconsejó que se redoblen los esfuerzos para que todos los pequeños productores cuenten con el conocimiento del correcto manejo de pesticidas y herbicidas.

“Los bidones siempre fueron un problema, no sabíamos quién podía reciclar esto y ahora van a parar a buenas manos. Ya desde el inicio se están acomodando las cosas porque acá nacen los productos que luego van a la mesa y ahora nos quedamos tranquilos”, afirmó.

Por otra parte destacó que gracias a los asesores pudo obtener una producción diversa y una economía más rentable, “en épocas del monocultivo de algodón a veces estábamos re bien y otras no porque no teníamos otra alternativa, hoy existe la diversidad productiva y eso lo conocimos gracias a los asesores que por ejemplo me enseñaron que podía cultivar sésamo y chía, antes nunca me lo hubiese imaginado”.

“Recomiendo a los productores que se informen y que aprovechen las capacitaciones para saber qué sembrar en qué momento y que si pueden también sumen ganadería. Yo nací, viví y voy a morir acá, nuestra tierra es rica y da para todo, la voy a defender a muerte”, culminó.