Adolescente con distrofia muscular recibió una silla de ruedas para mejorar su calidad de vida

Compartir

Claudia Saucedo, vive en el B° La Floresta junto a su hijo de 13 años de edad, quien padece distrofia muscular de Duchenne. Desde el diagnóstico el camino no fue fácil para esta familia, sin embargo, la salud pública siempre estuvo a su lado. Días atrás el Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia le entregó a Leonardo una silla de ruedas para mejorar su calidad de vida.

«Hasta los 8 años caminó, pero después empezó con los problemas hasta que le detectaron esta enfermedad, ahora tiene 13 años y necesitaba de una silla de rueda, como ésta, adaptada a él y a sus necesidades de movilidad», contó Claudia.

«Al acercarnos al hospital Distrital 8 nos brindaron todo lo que mi hijo necesita para hacer frente a su enfermedad, si bien él es un niño muy feliz, esta patología lo limita en muchas cosas que quiere hacer diariamente, por eso con esta silla de rueda va a poder ser más independiente y no se va a encontrar con tantos obstáculos», siguió.

«Mi hijorecibe todos sus controles médicos periódicos en el hospital distrital 8, que está cerca de nuestra casa, y el tratamiento específico para esta enfermedad lo recibe en el hospital de Alta Complejidad. Fue por medio de su fisiatra, la Dra. Silvia Ledesma, que hizo el pedido de esta silla especial porque de otra manera hubiese sido imposible, ya que mi hijo no cuenta con obra social ni pensión», refirió.

Agradecimiento

«Estamos realmente muy contentos, y eso se puede ver en la carita de mi hijo, sabe que ahora podrá estar no solo más cómodo, sino también no depender de otras personas para todo», dijo.

«Tanto de parte de mi hijo como de mi parte, queremos agradecer infinitamente tanta amabilidad de todo el equipo de salud, que desde un principio estuvo y está ayudando y conteniéndolo, sobre todo al ministro José Luis Décima, que se acercó y nos entregó personalmente la silla. Ese tiempo que se tomó para conocernos y hablar con nosotros es de agradecer porque habla de su calidad y calidez como ser humano, no solo como profesional», concluyó.