Compartir

Desde la Defensoría del Pueblo se advirtió a todos los ciudadanos, tenedores de tarjetas de crédito y especialmente a aquellos que son poseedores de una tarjeta provincial, tanto a empleados públicos, privados como esencialmente a jubilados y pensionados; que “siguen apareciendo inescrupulosos cometiendo delitos económicos, aprovechándose de la buena fe de la gente”.

Fue señalado que “personas masculinas que siempre se mueven siempre de a dos y cuyas edades oscilan entre los 30 y 40 años, desplazándose en diferentes vehículos, en el caso de una pareja de malvivientes lo hacen en un automotor tipo Kangoo de color rojo y presentándose como personal del Banco Formosa, ofrecen la tarjeta de crédito provincial a los desprevenidos jubilados y en el caso de que ya la tuvieran, confundiéndolos les ofrecen “diferentes electrodomésticos”, procediendo luego a manipular ellos mismos los plásticos y a hacerles firmar la aceptación de la transacción.

“Ínterin, los van seduciendo y engañando con la entrega de “supuestos regalos por la compra realizada”, consistiendo los mismos en biblias, libros del Papa Francisco, materiales didácticos para niñas y niños, procediendo luego a retirarse y recomendándole a las personas que no den de baja su tarjeta de crédito hasta que se paguen todas las cuotas, pues de lo contrario, “podrían tener inconvenientes judiciales”, se relato.

Desde el Organismo de la Constitución, se señaló que como ejemplo un jubilado adquirió una pava eléctrica al precio de $480 en 18 cuotas mediante su plástico, por lo que este ciudadano hoy posee una deuda de $8.640, siendo que en mano mensualmente está cobrando tan solo $4.600.

El Ombudsman José Leonardo Gialluca, informo que esta modalidad ya ha sido formalmente denunciada por ante la División de Delitos Económicos de la Policía de la Provincia, y que pedimos Institucionalmente a todos los afectados, concurran, munidos de toda la documentación necesaria a la sede de la Defensoría del Pueblo sito en calle Padre Patiño 831, en horario matutino de 08 a13 hs y vespertino de 18 a 20 hs; para no solamente efectuar la denuncia correspondiente, sino también dar de baja la transacción e impugnar la compra realizada bajo engaños y evitar de esta manera graves perjuicios económicos.