Compartir

“Lo que muchos vimos este mediodía cuando el diputado de Cambiemos, Enrique “Quique” Ramírez lograra como por arte de magia que se levantara el corte sobre ruta 11, termino por desenmascarar la torpe maniobra política que veníamos denunciando antes”, expuso el dirigente indígena del barrio Namqom, Catalino Sosa.

Afirmo que “es una bajeza tremenda todo esto, actúan impunemente en la comunidad, y usan a la gente sacándoles a que tomen la ruta por varios días, perjudicando a miles de familias, y luego son ellos mismos los que se erigen como los salvadores que todo lo resuelven”.

Advirtió que “es un ensayo de campaña, que no es algo novedoso, sino la misma intencionalidad de generar conflicto, azuzar los ánimos y cargar culpas al gobierno provincial. Entonces aparecen estos personajes a quienes nadie cree y con una total desvergüenza son los que todo lo resuelven y así como apostaron a la gente en la ruta, ahora lo sacan”.

Dijo que “ellos mismos aludían a la deuda a una cooperativa creada por la Gerencia de Empleo de la Nación, organismo manejado por Germán Villalba, pero no fueron a reclamarle, sino que organizan este piquete muy perjudicial para ambulancias con enfermos, colectivos, camiones y mucha gente hasta de nuestra propia comunidad”.

Sosa molesto expuso que “estos personajes no representa a absolutamente nadie, se montan en mentiras para armar teatros mediáticos pretendiendo generar miedo, para lo cual lo apoyan políticos de la oposición que promueven enfrentamientos para sus intereses y no en defensa de los pueblos originarios. Solo quieren quebrantar la paz social y dividirnos”.

Recordó que “otros dirigentes van a las comunidades, incitando a la gente a que salgan y corten las rutas, diciéndoles que le van a robar sus tierras y muchas otras falsedades. Utilizan un discurso extorsionador promocionando levantamientos, pero son muy pocos los que se suman ya que el pueblo aborigen en su gran mayoría es agradecido a las políticas que está implementando este gobierno provincial”, expuso Sosa.

Exhorto Sosa que “no debemos quedamos de brazos cruzados,  salimos y ponemos en evidencia a  estos personajes tramposos, los enfrentaremos con todas nuestras fuerzas. Y sobre todo lo hacemos porque no permitiremos que todas las reivindicaciones conseguidas se pierdan por quienes creyéndose superiores a los demás, pretenden hacer aparecer que los pueblos originarios no tiene voz o son acallados, cuando la realidad es que vivimos en nuestra tierra y nuestros derechos son respetados, y tenemos legítimos representantes que trabajan por lo que aún nos falta”.