Compartir
Se trata de una muestra más del trabajo en la red de salud pública, en todos sus niveles de complejidad, que está a disposición de todos los formoseños, cuenten o no con obra social.
 
Es el caso de una paciente formoseña, afiliada al PAMI, que consiguió en el Hospital de Alta Complejidad “Pte Juan Domingo Perón” las respuestas a los requerimientos de salud que largamente viene gestionando en su obra social pero sin respuestas positivas, las cuales resultaban indispensables para mejorar su calidad de vida.
Se trata de Ilda Florentín, del barrio Obrero quien ante la ausencia prestacional de su obra social PAMI consiguió que en el Hospital de Alta Complejidad le brindara el tratamiento que tanto anhelada y necesitaba.
Cabe destacar que al igual que en este caso en particular, desde todos los niveles del sistema sanitario provincial incluido el Hospital de Alta Complejidad, el Estado provincial brinda atención indiscriminada a pacientes sin importar si cuenta o no con obra social.                       
El objetivo primordial –comentaron- es atender la parte humana sobre toda otra cuestión, “más allá de que obras sociales como el PAMI abandonen a sus pacientes, quienes han aportado toda su vida”.
La paciente Florentín contó que tenía una artrosis muy avanzada en su rodilla izquierda y que apenas caminaba, es por eso que fue a ver a los médicos que le correspondían por su obra social, que es el PAMI, pero ninguno le daba una respuesta satisfactoria, “daban muchas vueltas y yo seguía con mi dolor y sin poder ponerme de pie”, dijo.
“Yo tengo la obra social PAMI pero al no tener respuestas por su lado mis familiares tuvieron que gestionar todo, por su cuenta, para que en el alta complejidad me  atiendan y de esa manera volver a tener la posibilidad de una vida normal. Una vez que los médicos del alta complejidad me hicieron todos los estudios pre operatorios, totalmente gratuito, me dijeron que no había otra alternativa que operar porque mi rodilla estaba en muy malas condiciones”, relató.
Florentín detalló que le pusieron una prótesis total de rodilla, lo cual le permitió “estar hoy de pie y recuperándome poco a poco, hace casi 20 días que me operaron y ya estoy caminando con la ayuda de un andador pero me voy sintiendo cada vez mejor”.
“Estoy inmensamente feliz, a pesar que todavía me queda mucho camino de recuperación y rehabilitación pero esta operación hizo que yo pueda volver a caminar; no tengo palabras para agradecer al grupo de profesionales del hospital, todos me atendieron muy bien, y me dieron la contención que mi propia obra social me negó, no solo a nivel médico sino también en lo humano; porque no es grato para alguien que está enfermo que le digan que no le van a ayudar y que te den la espalda”, dijo.
 
Desinterés constante
 
La cartera de salud provincial mencionó que situaciones como estas se repiten a diario en todo el sistema público de salud provincial, donde hospitales y centros de salud brindan atenciones integrales a pacientes, tengan o no obra social, sin ningún tipo de discriminación.
Muchos de estos pacientes cuentan con la obra social PAMI pero “eligen” a la salud pública formoseña, ya que es el lugar donde encuentran respuestas.
Continuando el relato, la paciente explicó que “la prótesis costaba mucho dinero y el hospital se hizo cargo de todos los gastos, en ningún momento me pidieron ni me dijeron que tenía que pagar nada; eso es para agradecer eternamente porque desde un principio me dieron respuestas y soluciones, sin ningún problema como si la tuve con mi obra social”.
“Antes de la operación yo prácticamente no caminaba y sufría de muchísimos dolores, ahora después de 20 días pos operatorio, estoy caminando y en poco tiempo empiezo mi rehabilitación; estoy con un poquito de dolor pero es por la operación en sí misma, no es el mismo dolor que tenía antes”, expresó.
De esta manera, Florentín manifestó: “Quiero volver a agradecer al gobernador Gildo Insfrán, al ministro Décima, y a todo el plantel de profesionales del alta complejidad por darme la oportunidad de volver a caminar sin problemas y sobre todo sin dolor. Es grato como formoseña saber que si tu obra social no te brinda lo que necesitas, los hospitales públicos de tu propia provincia te ayudan a salir adelante sin poner tantas trabas y tantos protocolos”.