Compartir

Frente a los aumentos en productos y servicios que se han dado en los primeros días de este año, y los que están programados, han ocasionado una profunda preocupación en todos los consumidores formoseños.

Los incrementos registrados durante estos días, tanto en alimentos, vestimenta, combustible y servicios, el consumidor se muestra impaciente, ya que su poder de ingreso es inferior a lo que se requiere para sostener una familia mensualmente.

En referencia a esta realidad desde la Defensoría del Pueblo se indicó  que “regularmente el mes de enero no sólo sirve para cambios políticos, sino también para que se apliquen ciertos tarifazos, aumentos de servicios públicos domiciliarios que repercuten inexorablemente en la canasta básica alimentaria Ya tuvimos aumentos en los combustibles, medicamentos, servicios y ya se habla de la energía eléctrica, telefonía móvil, internet, prepagas, determinados alimentos , indumentaria, esparcimiento y todo sigue golpeando al bolsillo del usuario y cada vez más se hace insostenible la situación”.

El ombudsman José Gialluca indicó que “estos incrementos tienen mayor impacto en las provincias del norte, ya que los sueldos no son acorde a los aumentos que se producen, ocasionando de esta manera una situación difícil de afrontar ante los incrementos avalados desde el Estado Nacional , cuya secretaria de Comercio no encuentra el modo o la forma de evitar o neutralizar los abusos, la cartelización y principalmente la eliminación de los intermediarios, que en todas las cadenas de comercialización de bienes y servicios, los únicos perjudicados son los productores y por último los consumidores, todo sumado a una falta de competencia leal, que permita encontrar precios justos y razonables y ello únicamente se dará con una decidida intervención del Estado sobre el sector empresario”.

“Todo  aumenta, nada baja en nuestro país. La inflación ya se ha instalado en nuestra familia hace mucho tiempo. Vamos al súper, carnicería o verdulería y compramos para el día. Son cambios que llegan a un punto que nos preguntamos, cómo haremos la semana que viene si siguen aumentando”, advirtió.

En relación a la prórroga del programa Precios Cuidados por cuatro meses más el Organismo de la Constitución afirmo que “todos sabemos que en Formosa y en otras provincias del NEA, fue siempre un fracaso categórico. Nunca funcionó, muy pocos supermercados tuvieron el stock en mercaderías, por logística o por lo que fuera, ha sido un programa que en Formosa, donde su continuidad o no; no va a determinar absolutamente nada, son programas que no se adecuan a las realidades regionales”.

Finalmente manifestó que “en estos momentos, es cuando las autoridades competentes, son las que en determinados momentos de nuestra vida social, deben imponer con todas las normativas vigentes un parate, porque la inflación ha provocado quebrantos en las economías familiares, profundizando exageradamente las desigualdades sociales, lo que se agrava ante la no visualización de un cambio de la realidad que vivimos”.