Agentes del distrito sanitario II recibieron una capacitación sobre cuidados del paciente diabético

Compartir

Con el objetivo de brindarles herramientas para que transmitan en sus comunidades la importancia de la prevención y del control de la enfermedad.

El hospital distrital de Las Lomitas, llevó adelante una nueva capacitación destinada a los agentes sanitarios que se desempeñan en los hospitales y centros de salud del distrito sanitario II. En esta oportunidad para ampliar y actualizar conocimientos sobre el cuidado de los pacientes diabéticos.

La jornada estuvo a cargo de profesionales del nosocomio distrital: médicos, enfermeros y nutricionistas, quienes dieron un enfoque multidisciplinario, con el desarrollo de distintos temas, a fin de optimizar el seguimiento que los agentes sanitarios brindan a las personas afectadas por diabetes en cada una de las comunidades.

Estuvieron presentes, representantes de “Colonia Muñiz, Km 14, Campo del Cielo, Lote 42, Lote 27 y Lote 47 y de las comunidades Ayo La Bomba y 3 Pozos. Además, los agentes s de los centros de salud de los numerosos barrios de Las Lomitas”, indicaron desde la dirección del hospital.

De este modo, bajo la modalidad de charla – taller, se trataron temas como la importancia de detectar los factores de riesgo asociados a la enfermedad y de gestionar el turno para la atención médica oportuna, a fin de que puedan acceder a los estudios y el diagnóstico tempranos.

Más adelante, hablaron del monitoreo periódico que debe hacerse a los pacientes diabéticos, los cuales incluyen la medición de glucemia, medición de la tensión arterial y peso, más los análisis de laboratorio, entre los controles primordiales.

Asimismo, reiteraron la necesidad de que los agentes sanitarios, eduquen a los pacientes sobre los hábitos saludables que favorecen el control de la enfermedad, como: tener una alimentación sana, como la pieza clave entre los cuidados.

Al respecto, hicieron hincapié en enseñar cuáles son los alimentos que mantienen mayormente estables los niveles de glucosa en sangre, las cantidades que deben consumirse y la combinación de alimentos que pueden hacerse en cada comida. Además, la necesidad de consumir abundante agua a lo largo del día.

Insistieron igualmente, en concientizar a los pacientes sobre la práctica diaria de actividad física, como por ejemplo caminatas o andar en bicicleta, o cualquier ejercicio que pueda hacerse de manera sencilla pero que favorece eficazmente a regular los valores de glucemia.

Pie diabético

Teniendo en cuenta que la diabetes puede dañar los vasos sanguíneos y nervios de los pies, causando pérdida de la sensibilidad o entumecimiento en esta parte del cuerpo, un apartado especial se le destinó a la enseñanza que debe hacerse sobre el cuidado del pie diabético.

Remarcaron que en las personas diabéticas, los pies son más propensos a lastimarse y a su vez, a no sanar, o a tardar mucho tiempo en sanar. “Por ejemplo, el paciente puede tener una ampolla o alguna otra lesión que no siente, que no se da cuenta que tiene, lo cual puede derivar en una infección que puede evolucionar en una úlcera de pie diabético y en la amputación”.

“Sin embargo”, aseguraron que “podemos hacer mucho para ayudar al paciente a que eso no suceda, ensañándoles los cuidados básicos que debe tener diariamente para cuidar sus pies y que puedan mantenerse sanos”.

En ese sentido, subrayaron que “debemos insistir a los pacientes en que cada día, se tomen un tiempo y revisen sus pies detenidamente. Sobre todo las plantas, los talones, entre los dedos y los costados para detectar cualquier tipo de lesión, enrojecimiento, durezas y sensación de calor. Y en caso de detectarse, hacer la consulta rápidamente”.

Finalmente se refirieron a los cuidados específicos que deben transmitir a los pacientes. Por ejemplo, los ejercicios que activan la circulación sanguínea y previenen trastornos circulatorios. El lavado diario con agua tibia y jabón, la importancia de secarse muy bien, sobre todo entre los dedos. Humectar las zonas secas con vaselina, cremas o aceites. Poner los pies en remojo antes de cortarse las uñas y hacerlo con mucho cuidado para evitar lesiones. Y usar calzados que protejan a los pies posibles lesiones.