Agricultura Familiar formó parte de la jornada de capacitaciones de Soberanía Alimentaria

Compartir

El organismo atraviesa un proceso de reconstrucción luego de los cuatro años de macrismo en donde se despidió a más de dos mil trabajadores.

La Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena en Formosa, dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, estuvo presente en la jornada de capacitaciones de “Soberanía Alimentaria en el Modelo Formoseño del Programa de fortalecimiento a municipios y agentes territoriales, llevado a cabo el viernes pasado en la localidad de Riacho He Hé.

Al respecto, el coordinador del organismo, Lucas Rodríguez, dialogó con AGENFOR y brindó detalles de su participación en el programa.

“Para que los productos, y sobre todo el trabajo y esfuerzo de nuestros pequeños productores, puedan acceder a los canales de comercialización local en el municipio y en grandes centros de consumo en la provincia”, indicó el funcionario.

Y agregó: “También fortalecer esos mecanismos de transferencia de conocimientos para que estos productos y el trabajo de nuestros pequeños paipperos se vea reflejando en la góndola y retribuido con un precio justo”.

Proceso de reconstrucción

Por otro lado, Rodríguez se refirió al trabajo que lleva adelante el organismo que conduce hace cuatro meses y aclaró que “estamos en un proceso de reconstrucción” porque en los últimos cuatro años ocurrió “un desguace” de parte del gobierno de Cambiemos a partir de la priorización de un modelo que se orientaba a la especulación rentística financiera.

“Eso significa que la transferencia del esfuerzo de los trabajadores argentinos iba hacia la especulación financiera ligada a los grandes centros financieros como Londres o Wall Street, en detrimento del modelo que perseguimos desde el peronismo que es el orientado a la producción y trabajo”, manifestó.

Y sostuvo que, dentro de esa perspectiva, hubo más de 2300 trabajadores despedidos del Ministerio de, en ese entonces, Agroindustria; y que la secretaría que ocupa “fue el sector más golpeado”, porque sufrió más de 1600 despidos en cuatro años.

“En ese contexto asumimos la tarea de reconstruir la institución a partir de el fortalecimiento de la planta de recursos humanos, de la flota de vehículos para poder acceder a quien realmente es el sujeto de la política pública del Ministerio de Agricultura, que en Formosa sabemos que son nuestros paipperos y paipperas”, aseveró.

Por último, Rodríguez recordó que en julio se lanzó un Plan de Acceso al agua, que se trabajó de manera articulada entre los organismos del Estado nacional como el INTA, el SENASA y Agricultura Familiar; y también instituciones ligadas al sector agropecuario de la provincia como el Ministerio de Producción y Ambiente, el PAIPPA, el Instituto Universitario Formoseño, el CEDEVA, “lo ejecutamos haciendo un verdadero federalismo”.

“Y este mes, hace dos semanas hasta el 30 de noviembre, estamos llevando adelante otro programa que se llama “Nuestras manos” y que tiende a fortalecer a la mujer rural que habita nuestras chacras y que es parte fundamental de la familia rural formoseña y de la comunidad rural formoseña para que puedan acceder a tecnologías, equipamientos, insumos y así fortalecer sus unidades productivas y el desarrollo integral de su familia en el lugar que eligieron vivir”, concluyó.