Compartir

Dando continuidad a las políticas productivas enmarcadas en el Modelo Formoseño del Gobierno de Formosa, conducido por el doctor Gildo Insfran, el Ministro de la Producción y Ambiente, Raúl Quintana, anunció los precios de referencia para el algodón en bruto para el ciclo productivo 2019/2020.

Se indicó que el precio para el algodón Tipo I de $ 16.000; para el Tipo II, $ 15.000 y para el Tipo III, $ 14.000.

Además que en esta semana se abonarán los saldos que quedaron de los anticipos realizados  a aquellos productores que entregaron algodón en las desmotadoras oficiales durante  el presente ciclo productivo.

Los precios son uniformes para el algodón entregado en  las desmotadoras del Gobierno de la Provincia de Formosa, ubicadas en General Belgrano y Villa Dos Trece, que progresivamente dieron inicio al desmonte en las regiones algodoneras, como “una muestra más de igualdad de oportunidad y equidad territorial”, expuso el doctor Quintana.

Considera que “éstos precios son los mejores de la plaza regional algodonera”, y que los valores establecidos “se enmarca en una operatoria que surgió a partir de ejercicios de varios años y que se mantienen con el propósito de evitar la especulación de los compradores y que en este ciclo también se vio influenciado por los efectos de la pandemia causado por el virus covid 19.

Aporte integral del Estado

Fue expuesto justamente que con los valores de referencia y con  las desmotadoras oficiales operativas “se sostiene el acompañamiento a los productores agrícolas de nuestra provincia”

El cultivo del algodón se afianzó en el estrato de los medianos y grandes productores mecanizados, que complementan la actividad con la rotación en la siembra de otros  de cultivos y la producción ganadera.

El gobierno provincial mantuvo el respaldo al sector productivo con la aplicación de un paquete tecnológico, que se enmarca en una estrategia a partir de haber modificado el sistema de cultivo del textil desde campañas atrás, como también asistencia técnica por parte de los equipos de profesionales de la cartera productiva”.

Los precios fijados, “completan el apoyo integral a los productores que eligieron mantenerse con este cultivo en sus sistemas de producción diversificado, saliendo del monocultivo del algodón y a valores que se encuentra entre los mejores del mercado, para que el productor obtenga el precio justo por la comercialización de su producción”.

Quintana puso en valor el rol del PAIPPA que permitió que los pequeños productores hayan elegido transformarse en productores de alimentos, se hayan diversificado, permitiéndole organizarse, aprovechar la oportunidad generada por la demanda de productos frescos que exige el consumo local y regional, y la incorporación del programa NUTRIR que se transformó en un comprador,  que también ayuda en la formación de precios y sobre todas las cosas, garantiza la soberanía alimentaria de su hogar y de las 17.500 familias  formoseñas que requieren del apoyo del gobierno provincial  para cubrir sus necesidades nutricionales.