Compartir

Las precipitaciones registradas en estas semanas llegaron de manera muy oportuna para beneficiar etapas claves en distintos cultivos, principalmente el algodón y el maíz.

En este sentido, referentes técnicos del Ministerio de la Producción y Ambiente de Formosa destacaron la frecuencia de precipitaciones registrada en el último trimestre en las principales zonas agrícolas de la provincia, con valores acumulados que ya superan los promedios históricos para esta época del año.

“Estamos prácticamente a 30 o 45 días de la cosecha de los primeros maíces, y seguramente vamos a lograr buenos rendimientos. Con el algodón estamos en plena siembra, que con estas precipitaciones esos lotes van a beneficiarse también”, expresó el director de Producción Sustentable del Ministerio de la Producción y Ambiente, el ingeniero Guido González.

“En toda la provincia donde está sembrado el cultivo de algodón se registró un buen volumen de lluvias. Los productores ya contaban con los lotes preparados y estaban necesitando esta humedad para que germinen las semillas. Todo está marchando muy bien”, agregó.

González recordó que “para la zona este de la provincia ya está cerrada la etapa de siembra, que tiene como fecha límite el 15 noviembre. Por otra parte, los lotes que se encuentran de la ruta nacional 95 hacia el oeste tienen fecha de siembra hasta diciembre, y con las precipitaciones caídas este proceso continuará con buen ritmo de siembra. Todo lo sembrado ya está nacido y los cultivos se están desarrollando con buenas perspectivas”.

En el caso de los maíces, señaló que “en algunos lotes estamos en inicio de floración, otros ya más avanzados en plena etapa reproductiva, donde el cultivo está definiendo el rendimiento, que es el momento de mayor demanda hídrica”.

Y destacó que las precipitaciones caídas están acompañando a que el cultivo exprese su máximo rendimiento”.

Sanidad vegetal y prevención

Sobre las actividades que se vienen realizando desde el Ministerio, el funcionario destacó que “la semana pasada estuvimos de recorrida por el interior y pudimos observar en general los cultivos muy bien manejados, buen control de malezas, y aprovechó la oportunidad para recordar al productor sobre el monitoreo preventivo de la chicharrita, plaga que genera la enfermedad ‘Spiroplasmosis’ en el maíz y que acechó la temporada pasada”.

Para abordar el control de esta enfermedad, desde la cartera productiva se realizaron capacitaciones y se diseñó un programa de trabajo que continúa adelante junto con profesionales de otras instituciones del sector, como el INTA y el SENASA.

En esta línea, las principales estrategias ponen énfasis en el manejo y control de la plaga por parte del productor.

Subrayó que si bien los niveles de infestación con spiroplasma están muy por debajo del umbral de alerta, los controles son claves y deben ser permanentes para mantener la salud de los cultivos. “Toda la intención de siembra que tuvimos y lo que se sembró, sigue bien encaminado”, apuntó.

Lo mismo sucede con los cultivos que se incluyen dentro del grupo denominado cucurbitáceas, integrado por zapallos, sandías, melones, que vienen bien, logrando muy buenos rendimientos”, refirió el ministro de la Producción y Ambiente, el doctor Raúl Quintana.

Para finalizar, instó a los productores a “saber manejar y aprovechar las lluvias para fortalecerse en reservas de agua. Estamos en momentos estratégicos para hacerlo”.