Compartir

Vecinos que residen en Laguna Oca y la Isla de Oro, zonas costeras afectadas por el avance de las aguas de ríos y riachos que bordean la ciudad, fueron asistidos con un amplio accionar sanitario desplegado por el centro de salud del barrio Bernardino Rivadavia.

Con el objetivo de reforzar la vigilancia de salud en estas familias, un equipo conformado por médicos, obstetras, enfermeros, vacunadores y otros profesionales se trasladaron por vía acuática y terrestre hasta ambos lugares para ofrecer atenciones, consultas, controles y otras tantas prestaciones.

“Hasta Laguna Oca llegamos en lancha a ver a las familias que están aisladas por la crecida del río Paraguay. Y asistimos también a los vecinos autoevacuados de la Isla de Oro que se encuentran en el sector que conocemos “la arenera”, describieron desde el equipo de salud organizador.

Al respecto describieron que “hicimos atenciones para todas las edades, desde distintas especialidades –pediatría, clínica médica, obstetricia-; controles de enfermería: medición de tensión arterial, peso, temperatura, y otros específicos destinados a niños, adultos mayores, embarazadas y enfermos crónicos”.

Asimismo fueron entregados medicamentos indicados por receta “tanto para los tratamientos de patologías agudas estacionales como para las que deben seguir los que padecen enfermedades crónicas (diabéticos, hipertensos, asmáticos y otros)”.