Compartir

Tras las abundantes lluvias registradas en Las Lomitas y zonas aledañas, donde la cantidad de agua caída alcanza casi los 200 milímetros, el Gobierno provincial reforzó la asistencia, en forma articulada y a través de diversas áreas; también se atiende la situación en Clorinda, prestándose ayuda y colaboración con la población paraguaya de Nanawa.

La doctora Cristina Mirassou, subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales de 1° y 2° Nivel, subrayó que «en este momento lo que nos está preocupando más es la zona de Las Lomitas porque ahí tenemos un enorme humedal como el bañado La Estrella más las extraordinarias lluvias caídas. Ha habido varias familias afectadas así que se ha hecho un refuerzo durante el fin de semana de medicamentos y leche para asistir a la gente».

«Se puso en alerta el equipo local de salud y también el ministro de Desarrollo Humano, José Luis Décima, nos dio directivas para que reforcemos con personal de enfermería para apoyar si hay que hacer trabajos en terreno», explicó la funcionaria.

Refirió que además de los medicamentos y la leche, «se ha reforzado también la distribución de pastillas potabilizadoras y sales de rehidratación oral», marcando que «ésa es la normativa en casos así donde hay salidas desde el agua y hay gente evacuada que transitoriamente debe quedarse en algún albergue o casas de familias».

Asimismo, respecto de la situación en la ciudad capital, Mirassou señaló que «a las familias de las zonas bajas se las trata de reubicar en otro lugar, pero siempre alguna vuelve y les llega el agua».

Al aludir a la filtración producida en una sector del anillo que refuerza la compuerta de desagote del barrio San José Obrero, manifestó: «No sabemos lo que pasó, ya que algunos hablan de un sabotaje, pero si bien fue una cuestión imprevista, hubo reflejos y una rápida reparación por parte del Gobierno provincial», subrayando que «ahí también hemos estado alertados y el equipo de salud estuvo atento y monitoreando la situación».