Compartir

Dada la creciente recurrencia de registros de lluvias de importancia en corto lapso de tiempo, se dispuso ampliar la capacidad de los equipos de bombeo de agua a fin de mitigar anegamientos temporales en zonas bajas de la ciudad.

En nuestra ciudad capital existen trece estaciones con un despliegue mayor a las 30 motobombas, y en sectores puntuales como el Fachini, que las últimas lluvias genero anegamientos, hizo que el gobierno a través de Vialidad Provincial elevara el numero de bombas a tres y de mayor capacidad de evacuación de las aguas, con lo cual se estima que se está dando una respuesta efectiva.

El dirigente vecinal Rubén Montiel destaco que “ante el problema de anegamiento se verifico técnicamente la situación y en forma inmediata se hicieron los trabajos necesarios instalándose las nueva bombas y cañerías”, contando que ahora disponen  tres equipos, uno de ellos de gran capacidad de desagote de las aguas acumuladas, incluso todo el sistema tiene una “operatividad sencilla”.

Conto que en el barrio relativamente nuevo que se encuentra junto  al San Juany Facundo Quiroga residen unas 170 familias, quienes destacaron la celeridadcon la cual el gobierno acudió en asistirlos.

“Ante este periodo de anegamientos por algunas horas en una porción del barrio a partir de lo mucho que llovió en poco tiempo y género problemas en algunas viviendas, la gente de Vialidad vino y trabajo y en cuanto se prendió el equipo el agua escurrió completamente”.

Enrique Martínez, quien es uno delos  fundadores del Fachini, evoco que “esto era un  campo bajo, llegue hace años y arme mi rancho en medio de los yuyarales, luego con la ayuda del gobernador Gildo Insfran y quien fuera intendente Fernando De Vido pude tener mi casa. En 1999 abrí la primera calle y con el correr de los años fueron llegando las mejoras con los servicios, como la luz y el alumbrado público, el agua potable, recolección de residuos que se fueron incorporando. “Hasta la barrera de protección se ejecuto, y quedo atrás ese feo asentamiento y somos parte de un barrio en franco desarrollo”, conto.

Destaco que las defensas del sector“cuenta con una cota de 12 metros como en toda la ciudad, que nos protege durante los periodos de crecida del río”, recordando cuando en la inundación de 2014 a partir de directivas expresas del gobernador se hizo un “trabajo maratónico en dos frentes y se salvo a más de 300 familias de la inundación de entonces”.

Fue coincidente el llamamiento a los vecinos de no generar basurales a cielo abierto, dado que la acumulación de una masa hídrica muchas veces se genera a partir de todo tipo de desechos contiguo a las bomba de desagote.

Aquí se advirtió que a partir de que las bombas comienzan a funcionar  evacuando el caudal de agua caído y de esa manera evitar que el agua ingrese a dos domicilios contiguos próximos a franjas bajas, las tomas se ven obstruidas por botellas plásticas, latas, bolsas, restos de pasto cortado recientemente y otros elementos que afectar a los motores.