Compartir

La comunidad de Potrero Norte que se encuentra distante a unos 27 kilómetros de la localidad de Palo Santo, ubicada hacia el este de la capital provincial. Personal del Hospital de Palo Santo se trasladó hasta el lugar donde ofrecieron numerosos servicios y prestaciones gratuitas, en refuerzo a las brindadas desde el equipo local.

En la oportunidad, mediante una nueva visita programada, el equipo dispensó a los vecinos de todas las edades: atenciones médicas, odontológicas y obstétricas; controles pediátricos para bebés y niños; estudios de diagnóstico por imagen.

Asimismo fueron concretados chequeos minuciosos de los carnets de vacunas seguido de vacunación; toma de muestra para estudio de Papanicolaou (PAP); entrega de medicamentos y cajas de leche; visitas domiciliarias a pacientes con patologías; y programación de turnos para atenciones en distintas especialidades en el nosocomio.

Entre las atenciones a los niños fueron efectuadas mediciones antropométricas (peso y talla), completas revisiones nutricionales y controles del niño sano “que incluyen evaluaciones pediátricas establecidas para asegurar el buen crecimiento y desarrollo”. También fueron evaluados los niños que presentaban factores de riesgo, patologías crónicas diagnosticadas y síntomas de enfermedades agudas estacionales “como resfríos, diarreas y otras respiratorias prevalentes que tratadas a tiempo no revisten gravedad”, señalaron los pediatras.

Las atenciones dispensadas a pacientes adultos comprendieron: toma de presión arterial, control de temperatura, nivel de glucosa en sangre y pie diabético “con hincapié en los pacientes con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, sobrepeso y factores de riesgo cardiovasculares”, revelaron. Esto fue complementado con ecografías abdominales para los pacientes que así lo requerían.