Compartir

Vecinos del barrio 12 de Octubre y de otros aledaños fueron beneficiados por un nuevo operativo de salud que dispuso el ministerio de Desarrollo Humano provincial y que fue llevado adelante por profesionales y agentes que se desempeñan en los efectores sanitarios de la red de salud pública provincial.

El accionar tuvo lugar en la plaza del citado barrio, donde se congregaron las familias para reforzar el control de su salud. Para ello se brindaron atenciones y consultas en distintas especialidades: clínica médica, pediatría, obstetricia, odontología, enfermería, entre otras.

A lo anterior se sumaron controles, captación de pacientes con factores de riesgo y enfermedades crónicas, aplicación de vacunas, programación de turnos, entrega de medicamentos recetados y cajas de leche, además de otras tantas prestaciones gratuitas.

La jornada fue además aprovechada por el equipo sanitario para aconsejar a las familias sobre la importancia de poner en práctica día a día, una serie de hábitos saludables que contribuyen a cuidar la salud, mejorar la calidad de vida y evitar enfermedades.

Las atenciones fueron dirigidas a todo el grupo familiar, desde recién nacidos hasta adultos mayores. Pero como es habitual, los profesionales hicieron hincapié en el control de niños, embarazadas, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, sobrepeso, patologías cardiovasculares, renales y respiratorias.

“Hicimos el seguimiento de los pacientes crónicos que ya tienen diagnóstico y están cumpliendo ya con un tratamiento pero además captamos nuevos pacientes con factores de riesgos relacionados al desarrollo de estas patologías, a quienes se les realizó la ficha de empadronamiento y clasificación para derivarlos con turnos programados a las interconsultas correspondientes con los distintos especialistas”, comentaron los profesionales a cargo del operativo.

Niños

En el caso de los más pequeños, se dispusieron consultas pediátricas tanto para los niños sanos como también para los que presentaban síntomas de enfermedades agudas estacionales. Esto incluyó controles nutricionales,  antropométricos de peso y talla, medición de perímetro cefálico y abdominal, revisión neuromotora y otros controles físicos y clínicos generales.

Controles obstétricos

Las embarazadas fueron destinatarias de los controles prenatales establecidos  como medición de la tensión arterial, peso, medición del crecimiento uterino, nivel de glucemia y evaluación nutricional completa.

Del mismo modo, los obstetras programaron turnos para estudio de PAP (Papanicolaou) a las mujeres que se encuentran en la edad objetivo: entre 35 y 64 años. Y fueron programados turnos para la realización de ecografías en los centros de salud y hospitales más cercanos al domicilio de cada paciente.

Desde el equipo de salud a cargo destacaron una vez más que estos operativos tienen por finalidad  acercar a los barrios aun más, los servicios de salud que se encuentran disponibles desde la salud pública para toda la familia “facilitarles el acceso al sistema de salud y a la vez vigilar de cerca la salud de toda la comunidad”.