Amplio Servicio de Obstetricia y Ginecología brinda el hospital Distrital de Las Lomitas

Compartir

“Durante la pandemia, en el servicio no ha disminuido el trabajo, ni ha parado. Solo se tomaron las medidas de bioseguridad necesarias y todo lo hicimos cumpliendo los protocolos establecidos para evitar el contagio, en el marco de la atención obstétrica”, explicó una de las referentes del servicio, la licenciada en obstetricia Erika Vacasur.

Añadió que, los cuidados de uso correcto del barbijo, lavado de manos al ingresar al consultorio, distanciamiento durante la consulta y “todo lo necesario para cuidar tanto a las pacientes, como al personal de salud al mismo tiempo”, fueron concretadas de manera estricta en el transcurso de estos meses. Recalcó, además, que “las atenciones son más espaciadas para poder realizar la limpieza y desinfección del consultorio entre cada atención”.

Sobre las prestaciones brindadas, sostuvo que en el transcurso de la emergencia sanitaria, continuaron con la atención a embarazadas con el respectivo control prenatal. El seguimiento durante el puerperio (pos parto), consejería para la anticoncepción y colocación de los distintos métodos que están a disposición, de manera gratuita.

A lo anterior, sumó la toma de muestras para estudios de PAP y de exudados vaginales. Solicitud de análisis de laboratorio, ecografías y otros estudios complementarios para el control de la salud de las mujeres y específicamente de las embarazadas. También “derivaciones al consultorio de Alto Riesgo, cuando se trata de embarazos con complicaciones que pueden poner en riesgo la salud de la madre o el bebé”.

Respecto al monitoreo de las pacientes internadas en la sala de mujeres, señaló que este servicio tiene a su cargo la “atención de las pacientes que están en tratamiento, por diferentes patologías del embarazo, puérperas, biopsias, legrados; y atenciones integrales de todo lo que es la salud integral de la mujer.

Comentó en la misma línea, que dentro del servicio de internación, el hospital delimitó un área para internar a las pacientes COVID positivas, que tiene 6 camas. La sala de parto se dividió también en 3 sectores: covid positivo, sospechosos y partos sanos. “Lo mismo con el quirófano para el abordaje de los partos por cesárea. Tenemos todo organizado para evitar la contaminación cruzada”.

“Ya tuvimos la oportunidad de realizar partos de madres Covid positivas y de asistir a puéperas Covid positivas. En el área para casos sospechosos de COVID, que cuenta con 12 camas “también hicimos partos y luego de estos, las pacientes dieron resultados positivo”. Destacó en ese sentido que cuentan “con todos los equipos de protección personal, los insumos y elementos requeridos para extremar los cuidados y evitar la propagación del virus y el contagio.

Trabajo en terreno

En paralelo al arduo trabajo que llevan adelante los profesionales en el nosocomio, realizan, asimismo, atenciones en terreno “que se siguieron haciendo normalmente desde que empezó la pandemia, sobre todo para evitar la aglomeración de personas en los consultorios externos del hospital”.

Sobre las salidas, mencionó que son con visitas a los domicilios para atender a las pacientes en casos necesarios y la atención en los centros de salud de los barrios. Esta tarea es “programada mensualmente y trabajamos en conjunto con los colegas que prestan servicio en cada uno de los efectores, para reforzar las prestaciones que son casi todas las mismas ofrecemos en el hospital, salvo algunas que son de mayor complejidad y más específicas”, precisó.