Amplios operativo de prevención del Chagas en comunidad originaria de Pozo del Tigre

Compartir

Implementado por dos semanas consecutivas.

Familias de Laka Wichí, comunidad aborigen de Pozo del Tigre, fueron beneficiadas con un nuevo operativo programado, destinado a la detección y control de la vinchuca, insecto vector de la enfermedad de Chagas.

Esto fue llevado a cabo mediante un trabajo conjunto, desplegado por un equipo del Departamento de Control de Vectores del Ministerio de Desarrollo Humano, personal del hospital de Pozo del Tigre y agentes del municipio local, quienes visitaron, casa por casa, para concretar acciones de promoción, prevención y control.

Los responsables a cargo, indicaron que se trató de un “trabajo puntual, que fue planificado para hacerse en esta comunidad durante dos semanas consecutivas”.

Las actividades preventivas fueron de “control vectorial”, las cuales son aplicadas para optimizar el control de la vinchuca, insecto que usualmente se aloja en las grietas de las paredes de las viviendas.

Para ello, se procedió evaluar cada una de las viviendas a fin de detectar la presencia de vinchucas. Esto se logra “revisando el interior de las casas y los patios” y posteriormente, se efectúa la aplicación del tratamiento químico “que es el rociado con insecticidas específicos de acción residual”, explicaron los especialistas del equipo a cargo.

Paralelamente, se difundió y concientizó a las familias sobre la importancia de implementar las medidas de prevención destinadas a evitar que la vinchuca se quede en las casas y forme allí sus nidos.

Entre los cuidados principales recomendaron a las familias “involucrarse y participar en el cumplimiento de las medidas, mantener el interior de la casa siempre limpio y ordenado, también el patio”.

Insistieron, asimismo, en mover periódicamente los muebles y cambiar los objetos de lugar “prestando atención para detectar la presencia de vinchucas”. También mantener los animales (domésticos y de corral) alejados de la casa; tapar las grietas y huecos de las paredes.

Se aconsejó, igualmente, “pintar las paredes con cal”, una técnica que ahuyenta a los insectos. Y, en el caso de detectarse vinchucas, encargaron a los vecinos “avisar rápidamente al equipo de salud”, para que puedan aplicarse las acciones inmediatas, que incluyen “el control del vector y los estudios de detección de la enfermedad en las personas que viven en esa casa”.