Compartir

Entre la agenda de temas estuvo la vacunación a personas gestantes, la campaña de inmunización y las estrategias para prevenir que ingresen nuevas cepas de coronavirus al país.

El pasado miércoles, el ministro a cargo del Ministerio de Desarrollo Humano, Aníbal Gómez, participó de la segunda reunión presencial del año del Consejo Federal de Salud (COFESA).

La misma estuvo presidida por la Ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, con la presencia de ministros y ministras de salud de todo el país y con el aval de la Comisión Nacional de Inmunizaciones.

En esta ocasión, se acordó incluir a las personas gestantes sin condiciones de riesgo y con indicación médica previa, dentro de los grupos priorizados para recibir la vacuna contra el COVID19.

Además, se decidió un mayor seguimiento y control a las personas que llegan desde el exterior para evitar la circulación de nuevas cepas; y continuar con el plan de vacunación que despliega cada provincia, en el que Formosa avanza sin pausa y a pasos firmes.

Al respecto, en una nueva conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19 “Dr. Enrique Servián”, el titular de la cartera sanitaria, brindó detalles del encuentro.

“El tema fundamental fue en avance con las vacunas contra el COVID-19, en cada una de las jurisdicciones.  Ahora las embarazadas están dentro de grupo de personas priorizadas para ser vacunadas”, indicó.

Y agregó: “Cuando haya una campaña de vacunación se puede presentar una embarazada con un certificado médico que indique la necesidad de ser vacunada”.

Además, Gómez dijo que se trataron otros temas “que son de preocupación”, como la presencia de la variante Delta o India en el mundo.

“En este sentido, lo que Argentina está haciendo para retrasar el ingreso de estas variantes al país, se tomaron medidas de restricción y de las personas que provengan del exterior al país”, reiteró.

Y aclaró: “Estas personas deberán tener un PCR previo antes de la salida del lugar de origen; y al ingresar a Argentina serán nuevamente hisopados y deberán cumplir una cuarentena obligatoria en un hotel destinado para tal fin, un hisopado a los siete días y después recibirán el alta”.

Por último, el funcionario recordó que dichas medidas son las que se tomaron en Formosa el año pasado, es decir, “que no fueron tan erradas las políticas sanitarias en Formosa y gracias a eso tuvimos buenos resultados epidemiológicos durante el 2020”.