Animan espacios psicoeducativos en las escuelas secundarias

Compartir

Adolescentes y jóvenes reciben en sus escuelas la difusión de hábitos saludables que promueven una vida más sana, basada en conductas positivas como también en el fortalecimiento de valores que los alejen de prácticas que puedan perjudicar a la salud integral y a los buenos vínculos con el entorno.

Estas instancias son desarrolladas a lo largo del año de forma programada con recorridas por los distintos establecimientos educativos de nivel medio a los que asisten jóvenes de estas edades, y se dan por medio de charlas y talleres a cargo del área de Salud Mental y Neurociencias, dependiente del ministerio de Desarrollo Humano.

La institución anfitriona de esta semana fue la EPES 35 “Arturo Jauretche” del barrio San Pedro. De la charla participaron los estudiantes de los diferentes cursos. Entre los numerosos consejos que se brindaron desde la misma, se los alentó una vez más “a enriquecer su autoestima, reconocer y alimentar sus cualidades  positivas”, desarrollando sentimientos nobles “para sí mismo y para las personas de su entorno”.

Seguidamente, el equipo multidisciplinario de profesionales de salud, insistió en los jóvenes acerca “del respeto con uno mismo y con el otro” por sobre todas las cosas; remarcando también otros hábitos como una adecuada alimentación y el buen descanso, el valor de realizar algún deporte, el compromiso con los estudios y las tareas escolares de manera responsable.

En este marco fue asimismo reforzada la importancia de valorar y reconocer a las personas que nos quieren y nos educan como: padres, hermanos mayores, abuelos, tíos, maestros.  Teniendo en cuenta que son ellos los que “nos encaminan, aconsejan y ayudan día a día para ser mejores personas”, y quienes además “nos aportan todo lo que está a su alcance para que tengamos una vida sana, basada en buenos actos, sentimientos y emociones”, enunciaron.

La jornada fue aprovechada para dirigir igualmente un mensaje a los adultos presentes -padres y docentes-. La sugerencia destacada a los mayores fue acerca de la comunicación “somos los encargados de crear espacios de diálogos donde los más jóvenes se sientan cómodos y con confianza para consultar, comentar y despejar cualquier duda que tengan”, afirmaron.

Modalidad

Mediante variados ejercicios personales y grupales, se condujo a los presentes a reflexionar sobre la necesidad de tomar decisiones que “nos lleven a todos a fortalecer nuestra salud y el desarrollo de las propias potencialidades”. A esto se sumó la necesidad de dejar de lado “todas esas actitudes que puedan lesionar nuestra salud “tanto física como mentalmente”, como “el consumo de sustancias psicoactivas que provoquen algún tipo de adicción”, entre otros ejemplos que se dieron.