Ante importante brote de COVID, instalaron hospital de campaña en comunidad originaria

Compartir

Pozo Sargento (Departamento Bermejo)

El equipo del Hospital Distrital “Eva Perón” de Ingeniero Juárez instaló este martes un hospital de campaña, en una escuela de la comunidad originaria Pozo Sargento, del departamento Bermejo, para atender a pacientes afectados por coronavirus.

El personal médico y enfermeros, encabezados por el director del hospital, José Fernández realizaron desde temprano las atenciones médicas, evaluación clínica y radiológica necesaria, para luego aplicar el tratamiento con el suero equino hiperinmune, en la misma comunidad.

Así lo confirmó Fernández en contacto con la Agencia de Noticias Formosa (Agenfor) al señalar que “Hubo un brote importante de COVID, algunos de los pacientes positivos están presentando una sintomatología leve. Vinimos con todo el equipo a traerles acá, en su comunidad, el tratamiento del suero equino hiperinmune”.

Explicó que para ello, en la escuela de la zona “montamos un hospital de campaña, hemos puesto camas, como también porta-sueros, donde son atendidos y serán internados por 2 horas los pacientes con sintomatología leve para pasarles el suero”.

Hasta el momento, 30 vecinos de la comunidad dieron positivo para coronavirus, pero el equipo de Salud sigue de cerca los contactos estrechos para detectar posibles casos nuevos.

Consideró el médico que “De esta manera estamos poniendo en práctica la política inclusiva del gobierno de la provincia de Formosa que determina que la salud debe llegar a todos por igual, en cada lugar del oeste” provincial.

Quiso  destacar que el tratamiento de suero equino hiperinmune tiene un “altísimo costo en cualquier parte del país, sin embargo en Formosa es totalmente gratis, por decisión política del gobernador”. Puso como ejemplo que en la provincia de Salta, este mismo tratamiento tiene un costo de 370 mil a 400 mil pesos.

“Es una herramienta muy importante en un momento tan complejo, hay muchas personas que aún se resisten a la vacunación, corren serio riesgo de al ser infectadas, evolucionar a un cuadro grave o severo, que incluso puede culminar con la muerte. El suero viene a reforzar el sistema inmunológico de etas personas, con la finalidad de que estas personas evolucionen a una forma grave o severa” explicó.

Abundó en señalar que “lo que hacemos con la terapia de suero hiperinmune es la transmisión de anticuerpos policlonales obtenidos del caballo, y esto fortalece de manera muy importante el sistema inmunológico del paciente”.

Aclaró que si bien se trata de una técnica sencilla de aplicación, previamente se realiza una evaluación clínica y con el apoyo de radiología de cada paciente y asegurarse que no tenga  una reacción alérgica, que puede ser un efecto adverso del suero.

Idiosincrasia

Consultado sobre de qué manera se produjo el brote pidió recordar que “por la idiosincrasia misma de las comunidades originarias, que viven permanentemente reunidos, al infectarse un miembro de la familia, terminan todos infectados, por eso hay grupos familiares a los que les iniciamos a todos, el suero equino”.

Dijo que además en forma permanente las personas continúan reuniéndose en cultos religiosos, lo que complica bastante la situación epidemiológica en algunas comunidades.

Consideró Fernández que a ello se suma la resistencia de algunos grupos de familias originarias a ser vacunados contra el coronavirus, destacando que Pozo Sargento es una de las comunidades- integrada por 80 familias- con bajo nivel de vacunación.

En este sentido destacó el trabajo comprometido de los agentes sanitarios, en su labor diaria de recorrer las comunidades para explicarles a todos los vecinos de la zona los beneficios de la vacunación.

“Ellos mismos se dan cuenta que el coronavirus es verdad, porque recibían informaciones falsas al respecto, pero como muchos se infectaron y comenzaron a tener sintomatologías importantes, comienzan a darse cuenta que esto es cierto, que el COVID circula y que incluso pone las vidas de todos ellos en riesgo” indicó.

Antes de finalizar, consideró el médico que “Esta es una política sanitaria tan acertada de nuestro gobernador, la máxima expresión de justicia social que se puede pedir”.