Antinori: “El compromiso es seguir sosteniendo el equilibrio fiscal de Formosa”

Compartir

El subsecretario de Hacienda y Finanzas, el contador Miguel Antinori, puso en  valor el bono extraordinario de $20 mil dispuesto por el gobernador Gildo Insfrán para agentes provinciales, municipales y empleados de Concejos Deliberantes, a la vez del pago en simultáneo de los sueldos de diciembre y la segunda cuota del aguinaldo.

En declaraciones recogidas por AGENFOR, manifestó: “Esta medida del Gobernador importa para el recurso humano de la Administración Provincial, ya sean pasivos y activos, y se trata de una muestra de la ratificación de la conducta que tiene el doctor Insfrán a partir de la gestión de Gobierno en el cumplimiento y la regularidad de la atención con el principal rubro del presupuesto provincial que es el personal”.

“A través de su presupuesto, la provincia tiene un esquema alejado de condicionamientos en cuanto a deudas, las cuales azotan a varias jurisdicciones provinciales”, señaló.

En ese sentido, realzó que Formosa “no solamente está alejada de ese escenario, sino que también tiene una estructura presupuestaria que evita que haya partidas que predominen sobre el desenvolvimiento de otras”.

Y ejemplificó diciendo que “tenemos el rubro personal en un 50-53% de impacto en el presupuesto provincial”, esclareciendo que este porcentaje puede ser un poco mayor, ya que “hay una banda que orilla el 55-56% dependiendo de los tiempos del ejercicio”.

“En este caso, estamos hablando de un componente que tiene financiamiento genuino, es estrictamente proveniente de recursos corrientes”, enfatizó el funcionario.

En esa línea, hizo notar que la eficiente conducta hacendal del Gobierno provincial radica en que “las partidas del presupuesto en sí no nacen de una suerte de naturaleza de estrés, es decir no salen presupuestadas por una obligatoriedad de consumo”, sino por el contrario, “tienen margen de gestión durante el ejercicio y eso es lo que enlazamos con el desenvolvimiento de los recursos”.

Recordó aquí que “este año hemos tenido un aumento de los recursos del orden nacional de un 20% y del orden provincial del 56% respecto de lo presupuestado, lo cual significó un incremento adicional de recursos del Tesoro del orden de los $20 mil millones a noviembre”.

Y esbozó que “la política salarial que este año dispuso el Gobernador está prácticamente consumiendo alrededor de $11.500 millones, de modo tal que esa parametrización del presupuesto también se visualiza en la ejecución, en este caso, de este rubro”.

Además, “tenemos una incidencia del orden del 85% en los rubros de salud, educación y seguridad”, lo que denota que “el Estado provincial está gestionando desde los hitos fundamentales de sus prioridades”.

“Ello muestra a las claras esa definición de Estado presente y, yendo a términos políticos, nos alejamos de ese término ‘aguantadero’, que alguna vez utilizaron referentes de Juntos por el Cambio, quienes desgraciadamente así toman a la esfera pública”, rechazó.

Contundente, reprobó también que desde la oposición política se considere al rubro personal como “un factor de costo”, diferenciando que “nosotros lo entendemos como un factor de bienestar y demanda”.

Es así que “a partir de estas medidas de política salarial, el Estado provincial gestiona con el mercado local como principal actor y con efectos de dinamización y multiplicación de la actividad económica, en el marco del refuerzo a la economía formoseña, de modo integral”, significó.

Presupuesto con conducta resiliente

Al enumerar a los factores que permiten la adopción de medidas como la recientemente anunciada por el primer mandatario, Antinori insistió en el diseño presupuestario de la jurisdicción provincial: “Tenemos un presupuesto con una suerte de conducta resiliente, es decir, que prevé adaptarse a situaciones impredecibles dentro del ejercicio presupuestario”.

“De esta manera, la provincia pudo soportar durante los cuatro años de Gobierno de Juntos por el Cambio situaciones difíciles como la caída abrupta de la recaudación en términos reales y la quita de recursos previstos en el presupuesto nacional como el Fondo Sojero, el subsidio para el transporte público, el fondo compensador docente, entre otros”, reprochó el funcionario.

Y robusteció diciendo que “esta impronta de presupuesto con conducta resiliente es lo que nos permitió superar todo ese tiempo y además administrar esos escenarios impredecibles, insertando el presupuesto en la plurianualidad”.

Sin condicionamientos

Seguidamente, el subsecretario Antinori puso de relieve que Formosa no tiene un Estado condicionado por endeudamientos.

“La transición que representó la asunción del doctor Insfrán en 1995 implicó transitar años duros que los formoseños los tenemos presentes –memoró-. Fueron siete u ocho años de gestión presupuestaria condicionada hasta que en el año 2010 se pudo salir de la situación de endeudamiento del principal recurso que tenía afectada la provincia, que era la coparticipación en un orden del 98,5%”.

Debido a que ello limitaba todo tipo de gestión política, el gobernador Insfrán apuntó a solucionar eso y “a la par promovió un marco legal como la Ley Nº 1180 que trataba de insertar un orden en lo que es el funcionamiento a través de los sistemas de presupuesto, tesorería, contabilidad y régimen de control”.

“Hoy por hoy se está viendo y notando con fuerza cómo se explicita ese marco legal reglamentario a través de distintos instrumentos del Poder Ejecutivo, a partir de la política trazada y gestionada por el gobernador Insfrán”, subrayó categórico.

“Esto llevó a un estadio de equilibrio en materia hacendal y nuestro compromiso es seguir sosteniéndolo a partir de los años, dándole orden y previsión al recurso humano provincial en función de los cronogramas de pagos que se establecen”, concluyó.