Antinori: “Las prioridades presupuestarias se orientan a rubros socio-nutricionales, de salud y política salarial”

Compartir

El subsecretario de Hacienda de la provincia, Miguel Antinori, se refirió a las cuentas públicas y a las prioridades que fijó el gobernador Gildo Insfrán durante este período de pandemia. Dijo que fueron tres: “Asistencia nutricional, sanitaria y garantía de política salarial”.

“Las estadísticas del comportamiento del presupuesto provincial a lo largo de estos años demostraron cierta ductilidad, fundamentalmente para amoldarse a los tiempos de la economía argentina”, señaló el funcionario en declaraciones recogidas por AGENFOR.

Dijo que “durante la gestión del anterior Gobierno Nacional donde tuvimos un impacto en los ingresos más que importante a partir de la sustantiva caída de ingresos en términos reales, esto fue una prueba de fuego para la provincia. No obstante, se pudo demostrar que en el marco de conductas  de razonabilidad y de adecuada distribución  de los recursos que ingresaban a la provincia, más los provinciales que tienen su contraparte en este proceso, nos permitieron sobrellevar cuatro años difíciles”.

Al poner en contexto el año actual, manifestó que “se comenzó con muchas expectativas con el Gobierno de Alberto Fernández y transcurridos cuatro meses de gestión debieron replantearse objetivos con este esquema sanitario planteado por la pandemia por coronavirus”.

Indicó que “se hizo necesario reprocesar partidas de crédito ante la recesión imperante en el país, que se agudizó a partir de marzo, ante lo cual la provincia tomó recaudos vinculados a la reprogramación presupuestaria, sustentadas en prioridades políticas fijadas por el gobernador Gildo Insfrán que se orientaron a erogaciones en materia nutricional, sanitaria y la debida atención de haberes y jubilaciones”.

Apuntó “que en el marco de política socio-alimentaria se destinaron desde el inicio de la pandemia más de 1500 millones de pesos, fundamentalmente direccionados al Plan Nutrir y programas complementarios, comedores escolares entre otros. En cuanto al sector de la salud ya se lleva erogada una cifra superior a los 1000 millones de pesos, mientras que sólo en equipamiento sanitario se ejecutaron desembolsos del orden de los 410 millones de pesos”.

Significó el funcionario que “en materia de política salarial, el Poder Ejecutivo en acuerdo con entidades gremiales ya suscribió un porcentaje acumulado del 20% para el presente ejercicio, cifra aún no final en principio, y que está sujeta en su conformación  a la evolución de recursos del Tesoro Provincial, que implica ya un egreso adicional superior a los 4300 millones en el rubro personal”.

Agregó que ante tal escenario, “el Estado provincial continúa con su estructura de desenvolvimiento  presupuestario equilibrado, que al mes de julio exhibe  una gestión hacendal superavitaria del orden de los 2800 millones, intentando apuntalar desde la ingeniería de la administración de partidas de crédito, conservar estas condiciones en proyección hasta el cierre del ejercicio  económico 2020”.

Concluyó finalmente “que el presupuesto prorrogado del orden de los 80 mil millones, tiene ejecución al 50% de los créditos habilitados, y demuestra erogaciones corrientes con un impacto del 83%, mientras que un 17% fue destinado a la fecha a erogaciones de capital”.