Compartir

El presidente de la Unión Industrial de Formosa, Jorge Antueno, se refirió a la crisis que atraviesa la industria nacional que “año tras año se está agravando”, cayendo a niveles históricos muy malos en la República Argentina.

El pasado 2 de septiembre se conmemoró el día de la Industria, y sobre la realidad del sector dijo: “Formosa no escapa a la lógica en la caída de la actividad productiva a niveles históricos muy malos, lo mismo sucede con la actividad comercial. Vemos como el peso se licua con las devaluaciones que sufre el peso, que  a día a día hay una sangría con las reservas de dólares del país y la bicicleta financiera. Hoy estamos con un 50% de la capacidad industrial paralizada”, sostuvo, categórico, el industrial formoseño.

Prácticamente está paralizada la actividad industrial y “uno tiene que despedir gente, anticipar vacaciones, suspender, que son las noticias que todos los días vemos en la televisión o leemos en los diarios como consecuencia de esta crisis. Uno en Formosa trata de no despedir personal muchas veces porque tenemos empleados de muchos años y que son prácticamente de la familia”, explicó ante la coyuntura Antueno.

Describió que prácticamente todos los sectores industriales están afectados: los textiles, el calzado, muebles, sectores de  los más sensibles macroeconómicamente “les toca de lleno esta crisis”, apuntó el dirigente industrial, que recordó que hasta el 2015 el Gobierno Nacional llevó a cabo medidas de protección de la industria nacional, como ser cerrar las importaciones o imponer aranceles a los productos del exterior.