Compartir

El secretario de Ciencia y Tecnología, Julio Araoz, dijo que las “excusas y dilaciones interminables”, prenunciaban que la actual gestión nacional no tenía pensando terminar la obra del Centro de Medicina Nuclear, que ahora y con recursos provinciales se concluirá.

Significo que “la decisión anunciada por el gobernador (Gildo) Insfrán de ejecutar con fondos del tesoro provincial esta obra abandonada por el macrismo es algo de enorme sensibilidad social”, entendiendo que “no quedo otra opción a partir de que cada vez que se hacían gestiones por la terminación de la obra se presentaban más dilaciones injustificadas, excusas y más excusas”.

Advirtió que “más que hablar de un gobierno que se caracteriza por no atender los problemas de la gente, debemos recordar que en este caso en particular, fue el propio presidente Macri quien se comprometió ante el gobernador a terminar la obra porque le parecía un despropósito no hacerlo ante el importante grado de avance”, subrayando que pese a ello “cuando vamos a lo concreto no se avanzo en absoluto”.

Destaco que “lo que hizo ahora el gobernador Insfrán fue destinar recursos propios para poder concluir los trabajos. El recursos humano –es gente joven-está entrenado, los equipos comprados en su integralidad y conservados adecuadamente”.

Informo Araoz que “para terminar la obra civil –avanzado en un 85%- se está armando un plan de trabajo a ejecutarse en una fecha cierta”.

Recordó que “cuando asumió la actual gestión nacional había 11 certificados de obra para cobrar. Hubo una devaluación, el mecanismo previsto por ley es la de determinación de precios, después de mucho trabajar se abonaron cinco y quedaron seis certificaciones pendientes,  y desde ahí no pudimos lograr que se aprobara nada más”.

Expuso el secretario que “con la asistencia de la CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica) todo el equipamiento fue adquirido e incluso se abono completamente en el 2015”.

Explico el secretario que “todo el proceso de instalación  es una tarea compleja que llevara a su tiempo. Se requiere todo un apoyo técnico especializado para el montaje de los equipos, aunque por suerte el país cuenta con profesionales destacados en la materia que ayudaran a la habilitación del centro”.

Revelo finalmente que “no existe un centro de las características del que está en Formosa (uno similar en Entre Ríos) en la franja norte argentina, con la particularidad de ser el único integrado a un hospital de alta complejidad. Esto contribuirá, y parafraseando a médicos especialistas, una enorme ventaja en las atenciones”.