Arduo trabajo en los Centros de Atención Sanitaria del interior

Compartir

Mediante el trabajo articulado de los efectores de las distintas localidades y el seguimiento de los equipos de salud.

El Gobierno de la Provincia, a través de los equipos del Ministerio de Desarrollo Humano y los equipos de los centros de salud y hospitales del interior, continúan acentuando el monitoreo de los pacientes positivos a coronavirus alojados en los Centros de Atención Sanitaria -CAS- para el cumplimiento del aislamiento, destinado a evitar la propagación de la enfermedad.

La tarea es llevada adelante por profesionales de diferentes especialidades, que realizan permanentes y diarios controles a los pacientes, no solo para efectivizar el seguimiento de la evolución de la enfermedad de COVID, sino también para chequear su estado de salud en general, profundizando en aquellos que poseen diagnósticos de patologías crónicas preexistentes.

En este marco, la directora del centro de salud de Herradura, doctora Martha Domínguez, comentó que en la localidad se encuentra habilitado el CAS que funciona en la escuela primaria -EPES Nº 33- “John Kennedy”, donde el equipo efectúa controles diarios exhaustivos a los pacientes que allí se encuentran actualmente.

Puso de relieve el trabajo mancomunado entre los efectores de la red sanitaria pública provincial, destacando que “para hacer esta tarea, como las demás que venimos llevando a cabo para hacer frente a la pandemia, en nuestra localidad, tenemos la colaboración del equipo de Misión Laishí, en este caso los enfermeros que vienen para hacer los controles en el CAS”.

Resaltó, que las guardias de enfermería son de lunes a lunes, las 24 hs, pero “de lunes a viernes trabajamos en conjunto con los colegas de Laishí, y los sábados y domingos, lo hacemos nosotros, el equipo local, con nuestros enfermeros”. En tanto, que los exámenes médicos también se hacen diariamente de forma programada y si algún paciente necesita atención, en otro momento del día, que no es la hora de recorrida médica “nos llaman y vamos a hacer la atención a la hora que fuera”.

Describió, más adelante, que “en nuestro CAS tenemos pacientes con síntomas leves” y los controles incluyen medición de la temperatura, de la saturación de oxígeno, tensión arterial, frecuencia cardiaca y respiratoria, signos vitales en general. Y a los pacientes crónicos se agrega, por ejemplo, el control de glucosa en sangre cuando se trata de pacientes diabéticos, y otros específicos requeridos por cada patología.

“Cuando detectamos que hay un paciente que tiene algún signo vital alterado, fiebre alta, frecuencia respiratoria alta con dificultad, saturación baja, menos de lo normal, hago las primeras indicaciones y lo vamos controlando, pero paralelamente hacemos la interconsulta con los efectores de Formosa capital, y de ser necesario, se gestiona la derivación a un hospital de allí”, añadió.

Asimismo, señaló que el equipo del centro de salud hace el control a los casos positivos que se encuentran en cuarentena en sus domicilios “mediante visitas a las casas, donde se repiten todos los mismos controles que hacemos en el CAS, para asegurarnos de su buen estado de salud y que la enfermedad no evolucione desfavorablemente”, y que esto se hace igualmente con los contactos estrechos, con hisopados de control al quinto y décimo día de aislamiento.

En el cierre, aseguró que mantienen la búsqueda activa de casos con testeos mediante hisopados “a los vecinos que se presentan al centro de salud y lo solicitan, además de los que hacemos con recorridas programadas por los barrios, para recolectar muestras de niños y adultos de las familias”.