Compartir

DÍA NACIONAL DE LA ANCIANIDAD

En Formosa, “no solo cuentan con el apoyo desde el punto de vista nutricional, sino primordialmente tienen contención desde lo social”

Un 28 de agosto de 1948, Eva Perón proclamó los “Derechos de la Ancianidad”, que se incluirían en la Reforma Constitucional de 1949.

En declaraciones a AGENFOR, el administrador del Instituto de Pensiones Sociales de la provincia, Hugo Arrúa, evocó este hecho histórico sucedido hace 72 años en el que se declararon los derechos de la ancianidad que fueron incluidos en un Decálogo compuesto por asistencia, alimentación, cuidado de la salud física, cuidado de la salud moral, esparcimiento, tranquilidad y respeto.


El titular del IPS aseguró que “en Formosa podemos decir que la mayor cantidad de los puntos establecidos en el Decálogo se cumplen”, al marcar que desde el organismo todos los días se intenta brindar una atención especial a los adultos mayores, “especialmente a aquellos que se encuentran en un estado de vulnerabilidad”.


Esto significa que “no solo cuentan con el apoyo desde el punto de vista nutricional, sino primordialmente tienen contención desde lo social y en este sentido se trabaja en las Casas de la Solidaridad”, por ahora sin concurrencia por periodo de varias horas debido a la emergencia sanitaria por coronavirus al ser la población de mayor riesgo.


No obstante, aclaró: “Todos los días los adultos mayores retiran sus alimentos, donde se aprovecha para realizar un control y seguimiento de cómo se encuentran de salud. En algunos casos, son los familiares directos quienes lo hacen debido a la necesidad de mantener el aislamiento preventivo al ser todos mayores de 60 años”.


Por otro lado, Hugo Arrúa afirmó que el Día de la Ancianidad “nació en el peronismo” y aludió a la figura de Eva Perón, quien impulso las políticas públicas tendientes a cuidar a los abuelos y abuelas. “Por eso, el otorgamiento de derechos son las banderas del justicialismo”, subrayó.
Tal afirmación la contrastó con lo que sucedió en el PAMI: “En la gestión del expresidente Mauricio Macri se quitaron derechos a los abuelos, quienes perdieron los medicamentos, las atenciones médicas. El presidente Alberto Fernández restituyó todos esos servicios”.


Agregó en esa misma línea que los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner avanzaron en derechos para los adultos mayores. “Garantizaron la posibilidad de una jubilación para aquellas personas que trabajaron toda su vida pero que no podían acceder al beneficio porque sus empleadores no le habían aportado para su jubilación”, citó a modo de ejemplo.


Por último, afirmó: “Lo que se busca desde el Estado es brindar respuestas que permitan que los abuelos vivan mejor y con tranquilidad”.