Compartir

El economista y docente universitario, Julio Svartz, analizó el contexto de crisis económica y el traspaso del gobierno de Mauricio Macri con el futuro de Alberto Fernández a nivel internacional y también nacional. Además, planteó la desdolarización de algunos servicios y productos básicos como un camino posible.

“Está claro que la postura que está teniendo Alberto tanto estratégica como lo vimos en México y también con alianzas específicas porque no nos olvidemos que el gran productor automotriz como es Brasil con Argentina, México lo es de Latinoamérica en general”, expuso Svartz.

Y siguió: “La cuestión está en cómoreacciona el mercado con las distintas reuniones, declaraciones sindicalistas, empresarios, inclusive el sector financiero argentino está tomando conciencia que ya los rendimientos que se generaron en estos cuatro años benefició tan fuerte al sector financiero que cuando se habla de bajar las tasas, de mantener el cepo o cuando el escenario demuestra que las entidades financieras van a tener que ganar menos, está claro que la medida que se tomen después del 10 de diciembre va a venir por una reactivación del consumo eso quiere decir que las tasas de intereses tienen que estar más bajas para los préstamos a las pymes”.

En ese sentido, aclaró que la medida de bajar la tasa de interés no va a repercutir de forma directa en la inflación, por un lado porque “hoy el mercado está congelado, con consumo en cero”, esto se ve reflejado, por ejemplo, en las compras del cybermonday: pañales, cervezas y productos de limpieza.

Y por otro lado, respecto a la emisión monetaria, la que se produjo en el gobierno de Macri para generar leliqs y lebacs, “fue superior a cualquiera que se tuvo en todos los gobiernos kirchneristas para generar consumo”.

“Hoy todos esos pesos que tanto emitió Macri están dentro de los bancos con las leliqs, entonces no digamos que la emisión va a traer inflación, es por eso que la inflación que tenemos no se detiene porque tenemos tasas irrisorias como tenían las leliqs y lebacs en su momento que hacían que los bancos vayan al dólar”, explicó.

Por otro lado, se refirió a la dolarización de los insumos y servicios y argumentó que desdolarizar elementos básicos de la economía, que son los motores, como las tarifas, el alimento y combustible, es una herramienta clave.

“Esto también es una cuestión compleja porque las energéticas te dicen que están retrasados con el aumento del combustible pero en este contexto que estamos viviendo los precios tienen que estar en pesos no en dólares, porque acuérdense que tenemos que equiparar el salario real con el proceso inflacionario, estamos retrasados un 20% de los salarios con respecto a la inflación”, manifestó el especialista.

Y sentenció: “Si yo genero consumo también tengo que desdolarizarlo, porque si genero con un precio que se actualiza el dólar siempre vamos a estar por detrás. Imposible poder acompañar el crecimiento de un país si estás por detrás con un salario, este es el motivo por qué desdolarizar ciertas cosas esenciales sobre todo la comida”.