Aseguraron que el HAC es el único en la región que realiza trasplantes de corazón, riñón, hígado y reno-páncreas

Compartir

Además, junto al INCUCAI, buscan concientizar a la sociedad sobre la importancia de esta intervención para salvar o mejorar la calidad de vida de las personas.

En el marco del Día Nacional del Trasplante de Órganos, que se conmemoró el pasado 27 de febrero, AGENFOR conversó con Carlos Francisco Candia, responsable del Programa de Trasplante Hepático en el Hospital de Alta Complejidad “Pte. Juan Domingo Perón”, quien aseguró que dicha institución sanitaria es la única en la región que realiza trasplantes de corazón, riñón, hígado y reno-páncreas.

“El hospital viene trabajando muy bien, hace muchos años está integrado a la red nacional que la maneja el INCUCAI a través de la donación de órganos del HAC, que es el único de la región que realiza trasplante tanto de corazón, riñón, hígado y reno-páncreas”, sostuvo.

En cuanto al trabajo coordinado que lleva adelante el HAC con el INCUCAI, el especialista señaló que apunta, sobre todo, a la concientización de la población, “para que sepa lo que es donar órganos y que en un momento crítico de la pérdida de un familiar querido sepa exactamente en qué consiste una donación de órganos”, explicó.

Y agregó: “Porque una persona que fallece en el momento, puede dar vida a un montón de gente y un sin número de pacientes que pueden recibir que están en lista nacional permanentemente y le pueden salvar la vida, tanto en Formosa como en el resto del país, porque al ser una red nacional el que dona no dona a una persona determinada, sino que dona a esa lista de pacientes”.

En lo que respecta al área que le compete, Candia dijo que ya lograron 55 trasplantes de hígados en estos años.

“La verdad que desconozco la cifra exacta de todos los trasplantes, pero en hígado son 55 y seguramente que ya llevamos más 150 trasplantes en total”, indicó.

Carlos Candia, responsable del Programa de Trasplante Hepático del HAC.

Además, señaló que los trasplantes más frecuentes son los de riñón, seguido por hígado, y luego corazón y reno-páncreas en menor cantidad, porque “hay más opciones de tratamiento”; pero aclaró que “igual el número es bastante importante para la región porque somos los únicos, tanto de corazón como hígado y reno-páncreas, salvo el riñón que se trasplanta en varias provincias”.

Por último, el profesional se refirió al reencuentro con sus pacientes trasplantados y manifestó que “para nosotros es la mayor satisfacción de todas” porque a diferencia de otras enfermedades “que al paciente lo ve, lo conoce y enseguida le resuelve el caso, después prácticamente por ahí no lo ve más”.

“El paciente trasplantado hepático, renal o cardíaco es un paciente que forma parte de nuestra vida profesional porque lo conocemos mucho antes, durante su enfermedad lo tratamos todas las variantes y cuando lo trasplantamos le cambia tanto la calidad de vida que la verdad que es una satisfacción enorme, no para no sólo para nosotros sino para todo el equipo de trabajo que lo viene conteniendo en lo social, lo psicológico, en absolutamente todo y ni hablar para su integración en la vida social”, argumentó.

Y concluyó: “Nuestro segundo o tercer trasplantado es maratonista de alta montaña, para dar una idea de que pueden reintegrar a su vida normal; no todos, por supuesto, cada uno tiene sus otras enfermedades, pero la verdad que para el equipo de trabajo de una satisfacción enorme y hacerlo en Formosa con más razón”.