Asistencia psicológica permanente para las personas que se alojan en los CAS

Compartir

Como parte de las completas atenciones dispuestas para los pacientes afectados por COVID-19 que allí transitan la cuarentena.

A partir del incremento de nuevos casos COVID-19 que viene ocurriendo en todo el país y también en la provincia en los últimos días, el Gobierno de Formosa estableció la reapertura de los Centros de Atención Sanitaria (CAS) para quienes requieran transitar el tiempo de cuarentena en estos lugares, con la asistencia de salud necesaria.

Para ello, desde el Ministerio de Desarrollo Humano se dispuso la atención integral de la salud de las personas que se alojan en los centros habilitados para tal fin y, eventualmente, podrían sumarse otros en las próximas semanas, de acuerdo al aumento de casos y a la evolución de la situación epidemiológica con el aumento de los mismos.

A fin de generar la mayor contención posible a los pacientes que cumplen dicha modalidad de cuarentena, no sólo en el aspecto físico sino también en relación al cuidado de la salud mental, se estableció la reactivación de los equipos a cargo de brindar asistencia psicológica a los pacientes que transitan la enfermedad.

En este marco, el licenciado Marcelo Kremis, administrador del Instituto de Investigación, Asistencia y Prevención de las Adicciones (IAPA), refirió que nuevamente, como sucedió anteriormente cuando las CAS estuvieron funcionando, acentuado en los meses de crisis de la pandemia que atravesó la provincia, los equipos para la atención de salud mental están integrados por profesionales de los Ministerios de Desarrollo Humano, de la Comunidad y de Gobierno, que se desempeñan en el área.

Kremis se encuentra a cargo de la coordinación de este servicio, que ya está en funcionamiento y está destinado al acompañamiento y contención de diferentes situaciones, entre las que mencionó como principales “los estados de angustia y ansiedad”.

Indicó al respecto que hay personas que “son susceptibles en esta condición”, refiriéndose al aislamiento y que “el hecho de estar enfermos y las posibles consecuencias que se pueden presentar” generan preocupación y ansiedad.

Describió, asimismo, que usualmente también se presentan episodios de crisis de pánico, sobre todo, “cuando hay una situación problemática previa de salud mental, que en el contexto de cuarentena se manifiesta y requiere la atención de los especialistas: psicólogos, trabajadores sociales  y psiquiatras en caso de ser necesario”.