Compartir

El equipo del centro de salud de Herradura continua asistiendo a las familias que se encuentran en zonas anegadas a causa de la crecida de las aguas que rodean esta localidad situada al sur este de la provincia.

De manera programada, profesionales y agentes de salud se trasladan hasta los distintos sectores y recorren las viviendas para dialogar con los vecinos que por estos días están pasando esta situación contingente. Al mismo tiempo llevan a cabo los controles de salud y relevan las demandas sanitarias que surgen.

“Nuestro objetivo es ampliar la cobertura de salud, ofreciéndoles a estos vecinos todos los servicios gratuitos de salud que tenemos disponibles, especialmente teniendo en cuenta que se encuentran afectados debido al avance de las aguas que sufre la provincia y afecta también a nuestra localidad”, comentaron desde la dirección del efector sanitario.

En tanto revelaron que los controles se llevan a cabo para todas las edades, abarcando desde recién nacidos hasta adultos mayores “cada uno de acuerdo a lo establecido para cada grupo etario, teniendo también en cuenta que la prioridad son los más chiquitos, las personas de edad avanzada, las embarazadas y los enfermos crónicos, a quienes se les hace una evaluación más estricta”.

Por otra parte, indicaron que además de los exámenes médicos, también se realizan curaciones varias, aplicación de las vacunas del calendario “y en esta época se acentúa la campaña de “Invierno 2019” compuesta por tres vacunas: la antigripal, triple bacteriana acelular y antineumocócica” para prevenir gripes y otras enfermedades respiratorias comunes en el otoño y el invierno como neumonías, tos convulsa, bronquitis, bronquiolitis y las denominadas IRAG (Enfermedades Respiratorias Agudas Graves).

Durante las recorridas por los domicilios, el equipo promueve asimismo una serie de cuidados y medidas sencillas para evitar enfermedades, las cuales consisten principalmente en el desarrollo de “hábitos saludables, especialmente los que tienen que ver con la higiene de la casa, la prevención de las picaduras de mosquitos, otros insectos, arácnidos y ofidios”, detallaron.

Al concluir las atenciones, se entregan medicamentos recetados para cada tratamiento, suplementos vitamínicos, cajas de leche para niños y embarazadas, repelentes y otros insumos.