Compartir

Equipos del centro de salud “Pablo Vargas” del barrio Villa Lourdes y del Hospital Distrital 8 de la circunscripción cinco de nuestra ciudad, brindaron una amplia asistencia sanitaria a las familias que transitoriamente se encuentran reubicadas en el Centro de Retirados de la Policía de la provincia con sede en el barrio Emilio Tomás.

Los vecinos son evacuados provenientes del barrio San Juan 1, quienes fueron afectados por el avance de las aguas, producto de la creciente de ríos y riachos que sufre nuestra provincia por estos días sumado a las abundantes lluvias.

En dicho albergue, trabajaron de manera conjunta los equipos integrados por médicos, obstetras, odontólogos, enfermeros, vacunadores, trabajadores sociales y otros profesionales que tienen por objetivo velar por la salud de las familias y dar las mejores repuestas sanitarias frente a esta situación contingente.

De este modo, fueron llevadas adelante atenciones desde las distintas especialidades para niños, adultos, las cuales abarcaron asimismo el seguimiento específico para embarazadas y pacientes con diagnóstico de enfermedades crónicas (diabético, hipertenso, con riesgo renal y cardiovascular, entre otros).

Desde el servicio de enfermería fueron concretados múltiples controles, establecidos para las distintas edades, incluida una completa evaluación nutricional en cada paciente. También se realizaron curaciones y la supervisión de heridas y lesiones. “Todos estables y controlados, sin complicaciones mayores en general y ningún caso de gravedad”, determinaron.

Los vacunadores chequearon los carnets de vacunación y aplicaron las dosis de vacunas indicadas para las distintas edades “para poner al día los carnets y que todos estén con sus dosis actualizadas, algo que es fundamental en este momento para prevenir diferentes enfermedades que están asociadas a este contexto de emergencia hídrica. Por eso insistimos en la importancia de que todos estén con sus vacunas al día, desde niños hasta adultos mayores”.