Compartir

Vecinos de la populosa comunidad wichi de Colonia Muñiz  renovaron una vez más sus controles y otras tantas prestaciones de salud, mediante un amplio trabajo multidisciplinario que llevó a cabo un equipo de profesionales y agentes del hospital distrital de Las Lomitas.

A lo largo de la jornada sanitaria planificada en este nuevo operativo con visita a los vecinos para acercar aún más los servicios de salud a las familias, fueron concretadas atenciones desde las especialidades de clínica médica, pediatría, obstetricia, odontología y nutrición.

Además se contó con el valioso aporte que realizaron las áreas de enfermería y vacunación, quienes tuvieron a su cargo el registro de evaluaciones puntuales y la aplicación de todas las vacunas del calendario más la respectiva actualización de los carnets.

“Revisamos los carnecitos de los integrantes de cada familia, colocando las dosis que faltaban, desde recién nacidos hasta adultos mayores que debían ponerse al día con las vacunas”, comentaron los referentes del servicio de inmunizaciones. Agregando que si bien “la familia en general es destinataria de la vacunación, siempre son los niños, adultos mayores, enfermos crónicos y  embarazadas donde está puesta la mayor atención para mantenerlos protegidos a través de las vacunas”.

Paralelamente, fueron entregados módulos alimenticios para niños y embarazadas “acompañados de charlas por parte de la nutricionista” en la que se detallaron una serie de puntos a tener en cuenta “para aprovechar al máximo los nutrientes que contiene cada uno de dichos alimentos enriquecidos”.

Cabe destacarse que la charla y los consejos fueron traducidos al idioma wichí por el agente sanitario que forma parte del equipo de salud. “Siempre se comprenden mejor los mensajes cuando llega a sus destinatarios en su propia lengua”, afirmaron los responsables de la charla comunitaria. Añadiendo seguidamente que se explicaron “los modos de preparación correcta, las combinaciones y las proporciones en que deben consumirse”.

Para complementar los exámenes y tratamientos bucodentales se realizó la topicación con flúor en todos los chicos de la comunidad. En relación a ello, los profesionales de este servicio concientizaron a los padres sobre la relevancia que tiene esta técnica para evitar las caries, informando que “el flúor es una sustancia en forma de gel que aplicamos en las piezas dentarias y que disminuye notablemente el riesgo de caries”.

“Esto sucede porque fortalece el esmalte dental, evitando que sea dañado por las bacterias y los ácidos que forman los restos de comida y bebida”, ampliaron. Sin embargo insistieron en que “esto solo no es suficiente, lo más importante es cepillarnos correctamente luego de hacer cada comida del día, con la respectiva visita y consulta al odontólogo al menos 2 veces al año (cada 6 meses)”.