Compartir

Son brindadas desde el hospital de campaña dispuesto en la EPES y se replican en los Centros de Aislamiento Preventivo

Profesionales del hospital de Ingeniero Juárez ofrecen atención a las familias en la EPES Nª 12 “Mariano Moreno”, donde están instalados consultorios externos para la atención de pacientes ambulatorios, desde las especialidades de clínica y medicina general, pediatría, odontología y tocoginecología.

Las atenciones abarcan a niños, adultos y embarazadas y se realizan de lunes a viernes, de 8 a 12 hs por la mañana y de 16 a 20 hs por la tarde. Sin necesidad de sacar turnos previos, los vecinos se acercan a lugar, son registrados y atendidos, bajo rigurosas normas de bioseguridad y siguiendo los protocolos dispuestos.

“Hacemos el control de niños, tanto del niño sano como de los que presentan síntomas de afecciones agudas estacionales. Estos abarcan los exámenes antopométricos de peso y talla, otras evaluaciones pediátricas. El chequeo del carnet de vacunación y la aplicación de la vacuna que le corresponde en ese momento para que tenga las vacunas al día y su carnecito actualizado”, explicó la nutricionista Natalia Benítez, quien presta servicio en el nosocomio.

Refirió que entre las atenciones también se hace hincapié en el seguimiento a las embarazadas, las cuales reciben completas evaluaciones prenatales, con medición del crecimiento uterino, control de latidos fetales, vacunación y la indicación de los análisis de laboratorio que le corresponden a cada trimestre de la gestación, que se llevan a cabo en el camión sanitario emplazado frente a hospital juarense y donde además se hacen otros estudios como: RX, ecografías y electrocardiogramas, en los casos necesarios.

Mencionó que estos mismos controles se replican en los Centros de Aislamiento Preventivo (CAP) de la localidad “en el barrio Toba, INTA, EPEP 24, los 2 hoteles, en el barrio Viejo, BARRIO Obrero, y en la sede de Vialidad, donde va un equipo de médicos y enfermeros para hacer los controles”.

Por otra parte, se refuerza la atención en los centros de salud de los distintos barrios de la localidad, a fin de “evitar la aglomeración y la movilidad de las familias hacia el centro”. Para ello, se suma el trabajo de equipos de salud que van hasta los barrios para fortalecer el trabajo diario los colegas, como sucede, por ejemplo, en los barrios Toba y Obrero.

Los casos de urgencia son atendidos en la guardia del hospital, único servicio que continúa funcionando en estas instalaciones, ya que, por el momento, el nosocomio está destinado a pacientes COVID positivos asintomáticos. Por lo que, los casos que requieren de internación, son derivados hacia el hospital de Las Lomitas.