Compartir

En el marco de la audiencia pública que se realizó ante el inminente aumento de la tarifa de la luz, dispuesto por el Gobierno nacional, Formosa efectuó una presentación para requerir una tarifa diferenciada para toda la provincia que incluya no sólo al sector que recibe la tarifa social, sino a la totalidad de los formoseños, teniendo en cuenta el factor climático y la falta de gas natural.

Así lo confirmó la gerente de REFSA, la doctora Miriam Roqués, quien explicó que en la audiencia que se llevó a cabo este viernes 17 en el Hotel Internacional de Turismo «propusimos algo que ya es de larga data y es que la Nación contemple una tarifa diferencial para Formosa, que no solamente incluya al estrato que puede ser calificado social o económicamente como tarifa social, sino también a todos los habitantes de la provincia».

De este modo, se solicitó que el Gobierno nacional «incluya dentro de cálculo del precio mayorista dos factores: uno, el climático, y el segundo, el sustituto energético, que es el que nosotros carecemos, el gas natural, que tiene el resto del país», indicó la funcionaria.

Manifestó que «creemos que lo equitativo y justo sería no tratarnos a nosotros de una manera igual al resto del país, sino de una manera diferenciada por este factor climático del que hablamos y donde tenemos una temperatura media que supera los 35 grados más o menos en seis meses y en el resto del año tenemos una temperatura media de 30 grados, con lo cual al tener valores tan altos tenemos la necesidad de consumir más energía eléctrica».

Consultada por la tarifa social, la doctora Roqués dijo que «por lo que escuchamos en la audiencia, no tiene cambios», aclarando que «lo que sí va a haber es una merma en el Plan Incentivo, donde antes había una instrucción desde Nación que planteaba que si uno consumía menos del 20% tenía un descuento, ahora eso se redujo en un 10%, lo cual quiere decir que tenemos que consumir -30% para tener un poco más de incentivo».