Compartir

“El servicio educativo no se interrumpirá por ninguna razón”, afirmo el ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla consultado sobre las advertencias de paro del sector docente, admitiendo un escenario muy complejo ante la decisión del gobierno nacional de no abrir la discusión salarial. Pareciera buscar una situación de conflicto”.

Con miras al 5 de marzo, día en que los escolares volverán a las aulas, este lunes regresaron a los establecimientos educativos más de 18 mil docentes en toda la provincia, quienes trabajarán para cumplimentar el período de exámenes y en el esquema organizativo de inicio de clases.

Zorrilla, indicó que «este lunes 19 se presentaron los docentes, activándose la escuela de nuevo, preparando todo para que lleguen los alumnos».

“Este lunes se preparan las mesas de exámenes, y bueno, si aprendieron superaran, sino a intentar de nuevo. Lo importante es que hacemos todo lo posible para no dejarlos en la calle y sigan en sus establecimientos”, expuso, subrayando que “seguimos acompañándolos a todos los estudiantes que tienen dificultades en sus trayectorias escolares, no los echamos y adaptamos nuestro sistema a las diversas circunstancias por la que transitan los adolescentes”.

“Se presentaron los docentes, con una salvedad, los directores de los niveles Primario y Secundario hacen turnos en vacaciones para que el servicio nutricional no se interrumpa. En el extremo oeste la mayoría de los docentes se presentaron mucho antes en sus lugares de trabajo ante la emergencia, no solo para reforzar el servicio nutricional sino en la tarea de contención de los chicos”, expuso.

Dejo en claro que “el servicio educativo está garantizado en esa región. Somos expertos en inundaciones, y tenemos un diseño ante escenario de emergencia y desastre para mantener el servicio educativo con las características de cada lugar y situación”.

Respecto de las nuevas obras de escuelas a inaugurar, el ministro Zorrilla señaló que «hay varias en agenda que ya están listas para habilitar».

Para el ministro la “amplitud del programa de gobierno” se centra en Fontex, “permitiendo que 700 familias puedan desarrollar una economía fruto de su trabajo en el sector privado, dinero que queda en un hogar formoseño y que antes iba a otra provincia donde comprábamos los guardapolvos”. Añadió que ahora se suman uniformes policiales, conjuntos deportivos, sabanas y otras prendas de vestir hechas por manos formoseñas en Formosa a un mejor precio, sumándose incluso la bandera provincial, primera confección que quedara en el Museo como símbolo de esta suerte de emancipación.

Cuando se le señalo las dudas de un normal inicio de clases ante la compleja situación entre gremios y el gobierno nacional a partir del reclamo por paritarias, respondió: “Seguimos a diario cómo evoluciona esta situación que transita por conversaciones que están sujetas a variables. Estamos atentos, pero el servicio educativo no se interrumpirá por ninguna razón”, dejo en claro.

Admite Zorrilla que “es un escenario muy complejo ante la decisión del gobierno nacional de no abrir la discusión salarial. Pareciera buscar una situación de conflicto, cuando en nuestro caso en Formosa nos ceñimos a otro concepto, el de comunidad organizada”.