Avances de la Estación Experimental del INTA Ingeniero Juárez este año

Compartir

El ingeniero agrónomo Jorge Hernández, director de la nueva (EEA) Estación Experimental Agropecuaria INTA Ingeniero Juárez, hizo una breve reseña de los logros obtenidos y trabajos realizados en casi el 50% territorio provincial,  por sus equipos técnicos durante el presente año 2018.

Esta estación fue creada en el marco del Convenio de Cooperación suscripto entre el Gobierno de la Provincia de Formosa y el INTA, y su campo experimental de 1.009 hectáreas adjudicadas por la provincia de Formosa al INTA en comodato, inaugurada hace apenas un año (enero del 2017).

La EEA Ingeniero Juárez está ubicada sobre la ruta 81 a 11 kilómetros de la ciudad homónima, situada en el extremo oeste formoseño donde las condiciones ambientales representan un desafío para el desarrollo agropecuario.

El propósito de esta experimental es contribuir al desarrollo territorial del Chaco Semiárido y promover desarrollo productivo del territorio en sus aspectos económicos, sociales y ambientales. Sus principales líneas de trabajo comprenden la Producción Animal mayor y menor, Forrajes y desarrollo de tecnologías de Agua para Consumo Humano y Producción.-

Desarrollo del campo experimental: Durante el presente año se priorizó el desarrollo del campo experimental, que consistió en la construcción de un nuevo sistema de aguadas, instalaciones ganaderas y habilitación de suelos para la implantación de pasturas.

-Construcción de Sistema de Aguadas para la ganadería del Semiárido .

Con el objetivo de proporcionar una alternativa tecnológica que permita resolver la provisión de agua (recurso muy limitado en el Oeste formoseño) en los campos ganaderos del semiárido, se ha implementado un “sistema innovador de aguada con un área de cosecha y almacenamiento de agua de lluvia” originado en Australia y adoptado por las colonias menonitas del Chaco paraguayo.

El nuevo sistema de aguadas de la experimental cuenta con dos represas que suman una capacidad de almacenamiento de 22 millones de litros de agua. La cosecha del agua de lluvia se realiza mediante un área de captación de 18 hectáreas limpias con camellones e integrada por una serie de canales primarios y secundarios que conducen el agua, previo al ingreso a las represas existen piletas de decantación para precipitar los sedimentos de suelo. Con de molinos de viento se eleva el agua a un terraplén de 6m de altura que posee un tanque australiano, que descarga el agua a 8000 m de cañerías de 3 pulgadas que la distribuyen a los distintos modelos de bebederos que pueda replicar el productor en los potreros de su campo. El nuevo Sistema de Aguada no tiene gastos de energía (no tiene gastos en combustible de motobomba ni electricidad), es muy eficiente con el área de cosecha (los primeros 96 mm de lluvia ocurrido en Octubre) lleno las dos represas, que fue diseñado para abastecer a 800 animales por un período de 240 dias (8 meses) sin lluvia normal en el oeste formoseño y algo mas del 30% de pérdidas por evaporación.