Avanza el diálogo del Gobierno con comerciantes para extremar los cumplimientos de los protocolos

Compartir

Se apuntó a la corresponsabilidad entre el Estado, los empresarios y la sociedad comprometida para el control; y se trabajará en agilizar la descarga de elementos de los transportistas que llegan de otras provincias.

En el marco de una nueva conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Jorge Abel González, anunció que el ministerio de Economía mantiene reuniones con los representantes de los comercios para extremar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad de los transportistas que ingresan a la provincia.

En ese sentido, el ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, quien participó del encuentro con la Federación Económica, CAPYMEF y la Unión Industrial, brindó detalles acerca de los temas que se trataron en el mismo.

“La reunión empezó con un diagnóstico que todos sabemos y conocemos: el virus entra en nuestra provincia, fundamentalmente en los últimos casos detectados, en camión, pero no es la culpa del transportista; viene de lugares cercanos algunos, alejados otros, de provincias o de CABA donde realmente la circulación es muy intensa de COVID”, explicó.

Y agregó: “Ellos tienen la obligación de transportar mercaderías de otros lugares a nuestra provincia. Queremos extremar los recaudos en este momento; hemos hablado con ellos de situaciones que veíamos en los informes, el protocolo, que son las exigencias para quienes conducen camiones extraprovinciales; es decir, que ingresan y bajan las mercaderías teóricamente y el camión pega la vuelta y se va; aquellos que en algún tiempo peleábamos para que haya en Formosa un depósito, un distribuidor de esa firma, para evitar que el camión circule por todos los barrios de la ciudad y por distintas localidades, y se fue logrando”.

El funcionario sostuvo que del mismo modo sucedió con las demás medidas, como las señaléticas de colores, pero lo que llamó la atención es que “se iba relajando un poco el cumplimiento de este protocolo”, al punto tal que ocurren circunstancias como la del jueves, donde uno de esos camioneros bajaba del vehículo con total libertad.

“Ese es uno de los temas: el cumplimiento estricto del protocolo, que no sea solamente librado a un control social y policial, sino que los dueños de los negocios, los empresarios, los mayoristas, cuando viene un camión de otra provincia, también nos ayuden en este cumplimiento”, resaltó.

Y aclaró: “Es decir, decirle al camionero: quédate allí; y quien deba bajar que baje con barbijo, con otro medio de protección y guantes, pero que nos ayude el control social para poder realizar eso”.

Prioridad de descarga

En otro orden de cuestiones, Ibáñez manifestó que también se trató la importancia de darle prioridad a los camioneros que ingresan de otras provincias, al momento de descargar los productos en los comercios de la provincia.

“Vienen transportistas de otras provincias, llegan a primera hora o a la madrugada a Formosa, saben que hasta la apertura de los negocios no tiene razón de ser que vayan con ese camión hasta el lugar porque no los van a atender, a veces esperan en la ruta hasta el horario y van”, relató.

En este sentido, consideró que “el problema que se produce acá es que cuando él llega con el camión, no le realizan la descarga en forma inmediata porque hay otros camiones locales; es decir, no se le da prioridad a ese camión que viene de otra provincia donde hay circulación de COVID, que debe descargar rápidamente las mercaderías y pegar la vuelta”.

También durante este encuentro, que continuará en los próximos días, se charlaron otros puntos, pero se hizo énfasis en los controles y la corresponsabilidad empresaria a los transportistas de capital e interior.

“Hubo propuesta de ambas partes, la continuaremos y cerraremos este viernes y si todo va bien y lo aprueba el Consejo, el sábado podremos informar si hemos logrado consensuar”, anticipó el responsable del área económica.

Y sentenció: “Las cámaras empresariales están de acuerdo con que es el momento de ajustar los controles, en que la responsabilidad sea de todos no solamente del Estado, del Consejo, de la Policía, sino la responsabilidad social, que implica la gente que anda en la calle que vio la oblea roja del transporte que ingresó a otra provincia y denunció el hecho, y uno de esos dos señores que irresponsablemente bajó del camión dio positivo a COVID”.