Compartir

“Esto pone en evidencia la idea de un municipio inclusivo que tiene el compañero Itu”, dijo Avelina Veron. Además reconoció que la propuesta hecha por el concejal Héctor Galeano la sorprendió, “que una mujer originaria sea candidata para ocupar un rol clave en el estado, es muy importante” añadió.

Es hija del cacique Fabian Verón. Arribaron a Pirané a mediados del 2009 provenientes de la ciudad de Formosa, y tras la muerte de su padre, Avelina asumió como líder de la comunidad que actualmente se reparten entre barrio Obrero y la colonia El Corralito. Son varias familias las que se asentaron en esta zona.

Cuenta que el gusto de su padre por la política la marcó, esa vocación de servicio por los demás. “Mi papá fue el que siempre se interesó por la política. Nos hablaba de la importancia de participar y siempre valoraba los gestos del compañero Itu (Hector Galeano), que fue siempre la única persona que se acercaba a nuestra comunidad, estaba atento a lo que necesitábamos”, comentó.

La propuesta para ser candidata a concejal la hizo “Itu” Galeano, y Avelina reconoce que fue una sorpresa incluso para su familia. “Me sorprendió a mí y además a mi mamá que cuando le comenté quedo en silencio, para después felicitarme y decirme que a mi papá lo hubiese gustado”.

La cacique comentó que cuando asumió el actual intendente, el líder de la comunidad intentó hablar con él. Sin embargo todos los intentos fracasaron ya que nunca fue recibido por el jefe comunal, “lo hacían esperar y más allá de que lo veíamos pasar, siempre decían que el intendente estaba ocupado y nunca tenía tiempo”. Añadió además que “nunca se interesó por nuestra comunidad, nunca nos recibió para poder interiorizarse de nuestras necesidades”.

En la comunidad de barrio obrero o en la de El corralito, “el único que siempre se hizo presente fue Itu, eso lo puede decir cualquiera de los que allí viven” declaró Avelina.

Con respecto a su postulación, la cacique dijo que para ella es importante participar, ocupar un rol dentro de la estructura del Estado, para desde allí presentar proyectos más inclusivos, que sean más abarcativos. “Esta posibilidad es de gran importancia, porque nos permite como originarios, trabajar para el bien de toda la comunidad y no excluirnos en esas cuestiones trascendentales para una vida en sociedad más justa”, finalizó.