Compartir

La integrante del Juzgado Electoral federal María Esther Barcarolo resaltó desde la desde del escrutinio definitivo que todo transcurre con normalidad y que el trabajo de los fiscales es muy “puntilloso”.

El recuento es por ahora de las urnas de Capital, luego seguirán las de Laishí y así hasta completar la totalidad.

“Es un clima muy tranquilo, bien, estamos lentos porque tenemos muchos sublemas para escrutar. Estamos son 145 de Capital escrutadas, no podemos salir de ahí todavía, una vez que terminemos estas, podremos decir alguna tendencia, aplicar el sistema Dont” señaló la funcionaria.

Sobre el final del trabajo, dijo que “Con los votos de la provincia podemos llegar viernes a la noche o sábado, depende de cómo se irá desarrollando todo, si tenemos inconvenientes o no los tenemos en absoluto”.