Compartir

El reciente diputado nacional electo por el Frente de Todos, Luis Basterra, reflexionó acerca de cómo será la política de relaciones internacionales del nuevo gobierno de Alberto Fernández. Además, habló de la figura de Cristina y el armado del nuevo gabinete ejecutivo.

“Este mensaje a la comunidad internacional de Alberto visitando a México tiene que darnos a nosotros un horizonte de cómo va a ser la política de relaciones internacionales y esto significa poder construir un bloque que esté compuesto por aquellos países de América Latina que necesariamente tenemos que estar unidos si queremos enfrentar a la globalización con alguna posibilidad de éxito”, sostuvo.

Y recordó que cuando ganó Macri en Argentina, Lenin Moreno usurpó el poder en Ecuador, Bolsonaro llegó a la presidencia de Brasil tras irregularidades en términos de república y democracia y Colombia mantiene un nivel de dependencia política en los Estados Unidos, lo primero que hicieron fue desarmar la Unasur.

“Porque era la oportunidad que tuvo América Latina de juntar al pensamiento latinoamericano que además en ese entonces tenía un tinte progresista pero que independientemente de lo que uno aspira, el instrumento que representa la Unasur era la posibilidad de negociar con los distintos bloques poderosos del mundo”, explicó el legislador.

También rescató la función de la Comisión Económica de Latinoamérica y el Caribe (CELAC), que fue la instancia de negociación que eligió China para acordar de manera equilibrada respetando ese concepto de unidad latinoamericana.

“El camino de estos últimos cuatro años fue dividirnos, porque así no tenemos posibilidades de tener posiciones soberanas y cuando eso pasa, se negocia con las cúpulas de cada uno de los países”, argumentó.

Y agregó: “en Argentina negociaron con esta cúpula de ricos que estuvo gobernando y nos va a gobernar hasta el 10 de diciembre. Todos con negocios particulares, no con el mundo en realidad, se incorporaron al sistema financiero especulativo más fuerte que se haya visto jamás y que ha generado el mayor endeudamiento de una nación en un tiempo record y que lo va a padecer el país durante varias generaciones”.

En ese sentido, remarcó que Brasil atraviesa una situación similar, porque existe una “cúpula que está tomando las decisiones neoliberales que hacen perder derechos a los trabajadores, capacidad de poder adquisitivo, destruyen los propios mercados internos y a la larga van reprimarizando las economías”.

“Porque para ellos el rol de América Latina es el de proveedores de materias primas y no el de entrar equilibradamente en la modernidad generando productos y servicios con alto valor agregado con conocimiento. De ahí la importancia de este encuentro con México”, afirmó.

Por otro lado, opinó acerca del rol político de la ex mandataria nacional, Cristina Fernández y dijo que “no es una persona no moderada”.

“El tema es la imagen que se le dibujó, se le pegó alrededor de ella, su estilo, pero en términos de decisiones políticas no hizo ninguna expropiación, el proceso de recuperación de Aerolíneas Argentinas devenía de la estafa que se había cometido con el grupo Marsans, se respetaron todos los contratos internacionales, se pagó la deuda”, manifestó.

Y aseguró: “La verdad creo que va a ser muy interesante porque la capacidad de discusión y debate que tiene Cristina coordinando el senado nos parece que va a ser de una gran contribución genuinamente a la República”.

Además, reiteró que “tenemos un futuro difícil” para recuperarse de las políticas aplicadas por el macrismo pero “alentador porque nos guía el interés del pueblo”.

“Esa es la diferencia entre Mauricio Macri que pedía un sacrificio para los argentinos para enriquecerlos a ellos o sea nunca, contra lo que está proponiendo Alberto que es hacer un esfuerzo y que ese esfuerzo contribuya a sacar a los argentinos más necesitados que están en las peores condiciones primero del hambre, segundo garantizar el trabajo, tercero la salud”, aseveró.

Y recordó que esa fue la propuesta del Gobernador Insfrán hace un año cuando centró las políticas públicas en esos tres elementos que se abordaron en Formosa aún en la situación de crisis nacional y “hoy está siendo replicado en la propuesta de Alberto Fernández”.

Por último, respecto a la conformación del gabinete ejecutivo nacional, confesó no tener detalles porque aún es un proceso confidencial pero que confía en los criterios de Alberto y Cristina para articular los intereses de cada uno de los espacios que conforman el Frente de Todos.

“Pero por sobre todo eso lo que va a tener que hacer Alberto y yo estoy plenamente confiado que lo va a hacer: va a conducir y cuando hay alguien que conduce en el peronismo todas estas diferencias y tensiones se van quedando sometidas a la conducción política que es como tiene que ser”, sentenció.

Y finalizó: “El que tiene la responsabilidad de conducir el país es Alberto Fernández y quienes tienen que alinearse con eso somos el conjunto de los argentinos en términos constitucionales y  en términos políticos quienes conformamos el Frente de Todos”.