Compartir

El Ministro de Agricultura, Luis Basterra, calificó al campo como un sector fundamental para la recuperación del país y para el futuro estratégico. Declaró el formoseño que insistirá con el diálogo, y que las retenciones no sufrieron modificaciones de las que propuso Mauricio Macri, lo único que se hizo fue actualizarlas. Sobre las protestas del sector, dijo que están en todo su derecho, pero que él agotará todas las instancias de diálogo y que se tomará en cuenta cada caso de manera particular.

 “Desde el Ministerio estamos haciendo todos los cálculos necesarios para que el impacto sea lo menor posible en especial sobre las economías que están en una situación que requieren un tratamiento preferencial”, explicó el funcionario formoseño, detallando que mantiene diálogo con todos los sectores productivos.

“Hemos hablado tanto con los integrantes de la Mesa de Enlace como representantes del sector cooperativo, productores regionales del NEA y el NOA, porque estamos considerando las situaciones particulares de cada segmento y en función de ello, se tomarán las decisiones adicionales que hayan que tomarse”, precisó.

Cada cultivo tendrá su tratamiento diferencial dependiendo si es un cultivo regional, commodities, o la soja “en todos los casos la intención es que el campo pueda no solo seguir produciendo sino expandiendo su producción”, aseveró, con firmeza, para nuevamente reiterar que Argentina está en extrema emergencia.

Una vez aprobada la Ley de Solidaridad Social, comentó Basterra se habilita al Ejecutivo a redefinir políticas más equitativas y más razonables. “Estamos en pleno análisis de la mejor opción para que la producción se expanda y no se retraiga; porque sin duda el sector agropecuario es uno de los principales sectores que aportan a la economía nacional hoy tan deteriorada por estos cuatro años nefastos de Macri”, detalló.

“Pareciera que no pasó nada, que no se endeudó al país en estos últimos años, que no se generaron compromisos de toma de deuda internacional en dólares imposibles de hacer frente, y con vencimientos que son irracionales”, apuntó, para ejemplificar que es como la actitud de un timbero que se juega hasta lo que no tenía, en una actitud totalmente irresponsable de Macri, “ahora nos toca a nosotros ordenar con mucho sacrificio y la ferra voluntad de que esto empiece a mejorar prontamente”, reiteró.

Nuevamente sobre las medidas al sector agropecuario, que llevaron adelante medidas de protesta contra las retenciones a las exportaciones que propuso el Gobierno, Basterra se mostró muy cauto y dijo que como responsable del ministerio de Agricultura su labor es agotar todas las explicaciones, en un marco de racionalidad, más allá de que algunos sectores  les interese el conflicto.

Mesa de enlace

El Ministro de Agricultura, Luis Basterra se reunió con la Mesa de Enlace, y sobre la reunión dijo: “Fue muy seria, muy proactiva, ellos expresaron la genuina preocupación que tienen con una ley que modifica determinados índices, pero no de manera absurda, en el caso de la soja pasa del 30 al 33% siendo el tope. Estamos hablando que es un 3% del total más de lo que tenían. En el caso del maíz y el trigo habilita de un 12 a 15%, pero no quiere decir que se aplique inmediatamente. Una vez conocidos las cuentas fiscales se verá hasta donde se puede aplicar este instrumento. Lo que está claro que no va a pasar del 15% y el campo va a tener las reglas claras para su funcionamiento”.

“Es cierto que existe una apreciación subjetiva y queda el recuerdo de lo que fue el conflicto del 2008, pero la situación es totalmente distinta. Nosotros no somos irracionales que queremos ahogar un sector que es fundamental para la recuperación  de Argentina y para el futuro estratégico”, continuó.

Para concluir que hay voluntad de construir consensos y que “se harán todos los esfuerzos por continuar el diálogo y avanzar en la mejor alternativa para una Argentina que sea inclusiva, que el rico no tenga que vivir en un country aislado del resto de los argentinos; y que otros más postergados, puedas salir del estado de miseria que particularmente los ha dejado las políticas económicas de Mauricio Macri”.