Basterra: “Nos espera un gran año de trabajo, con mucha fe, esperanza y mucho por hacer por nuestras juventudes”

Compartir

En su discurso realizado durante la inauguración de dos obras educativas en la Colonia Potrero Norte, el ministro de Cultura y Educación, el ingeniero Luis Basterra, realzó el funcionamiento del sistema educativo y el rol del Modelo Formoseño en tal.

Inició recordando al exministro de la cartera educativa, expresando: “La responsabilidad que me cabe hoy deviene de una situación no deseada por todos los formoseños, fue el fallecimiento de nuestro querido amigo y compañero el doctor Alberto Zorrilla».

Seguidamente, destacó las alocuciones anteriores, manifestando: “Hemos escuchado a los directores, quienes han dejado en evidencia la consistencia que tiene la estrategia pedagógica provincial, basada en que no quede un solo formoseño y formoseña sin acceso a la educación”.

Sostuvo que “esto no está aceptado universalmente”, pero aseguró que “este concepto deviene de una actitud y posición doctrinaria y política”.

“Nos lleva va a reflexionar sobre el rol que tenemos cada uno de nosotros y de cada uno de los seres que tienen una necesaria dependencia de los adultos. Ese tránsito que tiene que hacer desde su niñez hasta su adolescencia una niña, un niño, una joven, un joven y que no ocurre de la misma manera en todos lados”, indicó Basterra.

Al respecto, esbozó que “pareciera que nosotros lo tenemos tan internalizado que no lo concebimos de otra manera”.

En este punto, trajo como ejemplo la realidad de otro lugar del país. “Cuando vemos quienes gobernaron durante cuatro años la Argentina (gestión de Mauricio Macri), en la Jefatura de Gobierno de Buenos Aires llevaron adelante una política absolutamente contraria al concepto de considerar la posibilidad del desarrollo de cada uno de esos niños y jóvenes”.

“Emerge la diferencia de los proyectos políticos”, sostuvo con firmeza.

Pandemia

A su vez, en relación a la educación desde el inicio del coronavirus, el funcionario expresó: “Hemos atravesados dos años muy difíciles y todavía no ha concluido la pandemia. Estamos saliendo de situaciones agudas”.

Continuó: “Tiempo atrás hablábamos de la palabra resiliencia, que es la capacidad de recuperarnos después de haber atravesado una situación muy difícil y que, a la vez es importante en qué circunstancia se dio, para saber la capacidad que tenemos para salir de ella”.

“El Modelo Formoseño ha tenido la inteligencia de haber pensado en esta visión de generarnos un ecosistema en el cual todo funciona de manera articulada”, celebró y recordó: “Cuando empezó la pandemia nuestras escuelas funcionaron como Centros de Atención Sanitaria (CAS), los docentes se involucraron al igual que las fuerzas de seguridad y los principales encargados de cuidarnos, los trabajadores del sistema de salud”.

“Y en educación ocurrió algo muy interesante”, señaló, explicando que “la gran capacidad que tiene nuestro sistema educativo en término de infraestructura, fue lo que nos permitió sostener la formación de nuestros niños, niñas y jóvenes”.

Aseguró que eso “no fue casualidad”, sino producto de los “2200 kilómetros de fibra óptica soterrada” que hay en la provincia, destacando los “360 kilómetros más que se vienen durante este año”.

“Y esto, es gracias a la gestión de nuestro Gobernador”, realzó.

Posteriormente, hizo referencia a la parte “positiva” que dejó la pandemia, explicando que se refería “al involucramiento de las familias” en la enseñanza de sus hijos.

“También está el compromiso de nuestros docentes, de infinidades de gestas, como llevar la tarea a la casa, colgarla en una bolsita en el portón, acercarles alimentos, encargarse de enseñar a las familias a usar el celular o la computadora”, enumeró y afirmó que “ese compromiso docente tuvo un correlato en las familias”.

En este contexto, indicó: “Por ello, es que uno de los grandes desafíos que tenemos desde el área de educación, es profundizar la tarea de relacionamiento entre las familias y la educación”, explicando que esta es “la única forma en la que podemos combatir a la sociedad de consumo que nos hace individuos alineados”.

Modelo Formoseño

En este punto, sostuvo: “Es allí donde el Modelo Formoseño se diferencia de manera sustancial, porque piensa en los jóvenes, porque ellos son el futuro, porque tienen que percibir que esto no ocurre en ninguna otra provincia de la Nación Argentina”.

Contundente añadió: “Formosa tiene un Estado presente proveyendo para su desarrollo y esto no es natural, es producto de la política que tiene como objetivo que cada formoseño pueda realizarse en el lugar en donde haya nacido”.

Otro desafío

Además, puso de relieve que el sistema educativo cuenta con otro desafío, señalando que se trata de “cómo involucramos al proceso educativo en la comunidad”, nombrando a modo de ejemplo al Instituto Politécnico, el Instituto Universitario Formoseño, los CEDEVA y las carreras de Educación Superior.

“Aquí no solo son las familias sino también la comunidad organizada la que tiene que hacer su aporte para ir ajustando y mejorando la aproximación de la formación previa y posterior al secundario, para que los jóvenes lleguen a la realizarse y desarrollarse en el campo de laboral,”, remarcó el ingeniero Basterra.

Protocolo

Para finalizar, habló sobre el protocolo sanitario que se está llevando a cabo en las instituciones educativas de todo el territorio provincial: “Hemos definido un protocolo para que podamos regresar a las aulas en plenitud, para que estemos el tiempo completo y entre todos tenemos que cuidarlo, debemos ser prudentes y respetar todos los criterios, porque la pandemia aún no ha terminado”.

Esto sólo es “factible por el tipo de instalaciones que tenemos en Formosa”.

“A ello no se lo puede considerar un derecho adquirido, ya que ocurre porque sigue gobernando el Modelo Formoseño con la gestión de Insfrán, con los guardapolvos, los útiles y todos los equipos de sanitización”, resaltó.

“Comienza un nuevo ciclo y será con un sentido más humano, porque vamos a poder comunicarnos personalmente, vernos los rostros, mirarnos a los ojos. Muchas gracias a los docentes que ponen tanto empeño para que nuestras niñas, niños y jóvenes sean parte de la modernidad. Nos espera un gran año de trabajo, con mucha fe, esperanza y mucho por hacer por nuestras juventudes”, cerró el Ministro.