Basterra rechazó críticas: “Desprecian a los alumnos y docentes y no ven el proceso de sostenimiento dentro del sistema educativo”

Compartir

El ingeniero Luis Basterra, ministro de Cultura y Educación se refirió a la Resolución 1953/2022 del organismo que dirige que establece con cuántas materias los estudiantes pondrán pasar de año a partir del inicio de la pandemia del COVID-19. Sostuvo que las críticas “Desprecian a los alumnos y docentes y no ven el proceso de sostenimiento dentro del sistema”

En declaraciones a la Agencia de Noticias Formosa (Agenfor) comenzó explicando que debido al aislamiento social y obligatorio que provocó la pandemia, se debieron adaptar los sistemas educativos para favorecer el aprendizaje, a través de la virtualidad y la implementación de cuadernillos, por ejemplo.

Dijo que si bien hubo buena respuesta de las familias en el acompañamiento, hubo alumnos que no tuvieron la posibilidad de la conectividad, sobre todo en zonas rurales lo que generó una situación compleja, que en el año 2020 se flexibilizó. “En el inicio del año volvieron las clases, luego volvieron restricciones en la primera parte del año, a partir del julio se retornó a la presencialidad salvo Clorinda y Formosa y esto hizo que el 2021 fuera más normal que el 2020” explicó.

Agregó que “durante el 2021 quienes adeudaban materias podían cursar el año sin limitaciones. Finalizado el año analizamos y vimos un conflicto casi administrativo en términos del nivel de materias adeudadas del año 2020 versus las adeudadas en 2021” y explicó que se preservó el concepto de tres previas para quienes cursaron el 2021 y “permitimos una ampliación del término para que rindan las materias del 2020, aquellos alumnos que no terminaron de aprobar las del 2020, con un criterio de absoluta comprensión de la situación excepcional, pero que no significa que se los aprueba a los alumnos”.

Consideró que por el contrario, deben estudiar y para ello se generó un dispositivo “muy completo con más de 500 tutores en toda la provincia, para que se acompañe a esos alumnos que adeudaron materias”. Recordó que este trabajo fue desde el 15 de enero al 1° de febrero, y desde esa fecha hasta el momento se les realiza un seguimiento, con muy buenos resultados.

Señaló que esos alumnos rindieron sus materias pendientes del 2020 y “se ha bajado notablemente la cantidad de estudiantes que hoy están en situación regular” gracias al compromiso del Estado nacional, que comprometió recursos con el plan Volvé a la Escuela y el Estado provincial que acompañó las decisiones del Consejo Federal.

Agregó que finalizado el mes de abril, “todavía hay alumnos que avanzaron pero todavía no lo lograron. No son las 19 materias que dice alguna persona con algún sesgo, se trata de una visión sectaria que desprecia a los alumnos y docentes y no ve el proceso de sostenimiento dentro del sistema de los jóvenes”.

Aseguró Basterra que el acompañamiento pedagógico continuará durante todo el año, hasta el fin del 2022, tiempo que tienen para rendir las materias adeudadas del año 2020.

Críticas

El titular de Educación consideró “inadmisibles” las críticas a la Resolución provenientes de dirigentes locales que están transmitiendo mensajes equivocados, como que los alumnos están aprobando materias “sin rendir, sin estudiar, y esto es una absoluta mentira”.

Se redujo la cantidad

Precisó el funcionario que hace pocos días finalizaron los exámenes de materias previas y que informes preliminares indican que se redujo notablemente el número de estudiantes que continúan con materias adeudadas.

Recordó que Formosa tiene 198 mil alumnos en el sistema: “se trata de un número ínfimo que por situaciones particulares, no por capacidad o incapacidad, no por voluntad o por falta de estudio, fue por la pandemia”.

En otro pasaje de la entrevista consideró que el tratamiento que se le dio a la noticia fue “inhumano” con “una intencionalidad contra el sistema educativo” y sostuvo que impactó directo en el orgullo de los docentes que acompañaron a sus estudiantes en el aprendizaje para continuar avanzando de curso.

Soledad Acuña

Basterra le respondió además a la ministra de Educación de la ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña quien había opinado que esta decisión administrativa va en contra de “la cultura del esfuerzo, el valor de la educación y la tarea docente”.

“La Capital federal tiene más del 60% de los alumnos, pagan para ir, y el cliente siempre tiene la razón, por lo tanto los rendimientos siempre serán por lo menos sospechados, perder un cliente haciéndolo repetir no es un buen negocio para la educación privada” consideró.

Agregó que la educación pública porteña “evidentemente es muy mala, porque toda la gente aspira a la privada, obvio cuando el desastre de Mauricio Macri hizo la fuga de alumnos hacia el sistema público de nuevo y se encuentran que sus escuelas y dispositivos son muy malos, no están preparados”.

Dijo que el gobierno encabezado por Horacio Larreta destinada la educación pública “a la gente marginal, migrante” y le recomendó a la ministra Acuña que “salga de la General Paz y verifique el esfuerzo que hacen nuestros docentes, y que acá, a diferencia de ellos que tienen en la misma localidad el pavimento, luz, gas, colectivo, internet, acá gracias al Modelo Formoseño avanzamos muchísimo, pero hay situaciones, particularmente de la ruralidad, que ameritan esta tarea de ir a buscar a los alumnos”.