Bay destacó el trabajo “extraordinario y denodado” de bomberos en control de incendios

Compartir

El subsecretario de Recursos, Naturales, Ordenamiento y Calidad Ambiental Hugo Eduardo Bay valoró el trabajo “extraordinario y denodado” de los bomberos en el control de los distintos focos de incendio que se generan en la provincia.

Al explicar el escenario de incendios  que azota a varias zonas del país con gran afectación de bosques y por lo tanto de pastizales y humedales, dijo que se debe al déficit hídrico.

“La situación es producto del déficit hídrico, es decir las lluvias fueron muy deficitarias, en un mes de enero que vino acompañado con altas temperaturas, y al no haber los chaparrones típicos de esta época del año, hizo que el ambiente esté muy seco, y por lo tanto haya generado un ambiente propicio para producir los incendios que vimos” señaló en contacto con Agenfor.

Dijo que en este contexto “Formosa no escapó a esta realidad, el trabajo extraordinario y denodado de los bomberos, de la Unidad especial de la Policía,  de los bomberos voluntarios hizo que se pudiera contrarrestar esta gran situación que se dio, que aún permanece”.

Bay lamentó la situación por la que atraviesa la provincia de Corrientes, aunque distinguió lo que ocurre con sus ambientes. “Lo que se da en torno a los incendios de nuestra provincia con respecto a los ocurridos en Corrientes y Misiones es porque estas provincias tienen plantaciones, forestaciones de pinos y eucaliptos, donde se están dando los incendios, a partir de los pastizales que llegan a estos bosques de especies exóticas, que son absolutamente explosivos para el fuego”.

Dijo que en cambio, “En Formosa el inconveniente se da en los incendios de pastizales y palmares, no así en los bosques nativos que no tienen especies exóticas, y tienen la capacidad de repeler al fuego”.

El funcionario convocó a evitar situaciones que puedan iniciar fuego, como el arrojar “botellas de vidrio, desodorantes que al entrar en contacto con otros objetos provocan chispas e inician un incendio” y sostuvo que las lluvias ocurridas en las últimas horas fueron “buenas, pero de ninguna manera cesó el riesgo”.

300 intervenciones

En este marco, el jefe del Cuerpo de Bomberos, comisario inspector Sergio Almirón también dialogó con Agenfor y sostuvo que durante los primeros dos meses del año, las dotaciones debieron cubrir 300 intervenciones profesionales en incendios de pastizales, campos y basura.

“Es de destacar que en Capital, a pesar de tener cuatro cuarteles, las semanas anteriores tuvimos varias intervenciones, preferentemente basura y quema de pastizales” subrayó el uniformado aunque aclaró que la fuerza también debe desplegar su trabajo en los departamentos de Laishí, Formosa, Pilcomayo, Pirané, Pilagá y Patiño, donde se focalizan incendios en campos, sobre todo.

“Si bien las lluvias aminoran las salidas, es necesario que la naturaleza sea bondadosa con nuestra región así evitaría que se sigan gestando más incendios” pidió.

Recordó Almirón que los días domingo 20 y lunes 21 tuvieron que actuar en una superficie superior a las siete mil hectáreas, con incendios generados en los campos de la estancia Guaycolec.